9 de octubre de 2012

Se cae a pedazos

A un español y un alemán y los dos se compran una casa... aunque parezca el principio de un chiste no lo es. El alemán se construyó la casa en 1949 y hasta ahora ha realizado numerosas reformas de importante calado, resultando una casa modernizada y adaptada a los tiempos que nos ocupan. El español se construyó la casa en 1978 y desde entonces solo tapó una pequeña grieta con masilla y realizó una reforma en un abrir y cerra de ojos. Aunque la casa del alemán es mucho más antigua que la del español, ¿cual creéis que es más habitable y adaptada para la convivencia?

Pues esto es lo que pasa con las constituciones de los países de Alemania y España. Alemania reforma constantemente su constitución, llamada Ley Fundamental para la República Federal de Alemania ( DEU Grundgesetz für die Bundesrepublik Deutschland ), en cambio España solo ha realizado dos reformas, una de ellas incluso da risa llamarla reforma. La primera fue para incluir el texto "y pasivo" en el artículo 13.2. La segunda fue una reforma relámpago al finalizar la legislatura de Zapatero, que sustituyó el artículo 135 para un mejor control presupuestario. Nos dijeron que el propósito era no endeudarse más de lo que se estima correcto.

Alemania, oficialmente República Federal de Alemania, fue la triste protagonista de dos guerras mundiales en las que aspiraban a dominar Europa y después el mundo. Parece que su ambición no se ha diluido con los años, aunque ahora han cambiado los métodos. Alemania ya domina Europa económicamente, y controlando la economía está fastidiando a la sociedad de varios países del sur de Europa.

Qué nadie se equivoque, los alemanes me caen muy bien y los envidio en muchos, muchos aspectos. Lo que me molesta es el control de ese país en la soberanía de los estados del sur que ya controla.

El escudo de Alemania es fácilmente reconocible, es sencillo. Seguro que ya lo conocéis:
Bundesadler im goldenen Schild.
La traducción literal sería esta:
Águila alemana de sable sobre campo de oro.
Yo prefiero explicar que es una águila alemana:
De oro, una águila de sable, armada, membrada, lampasada y picada de gules.
Escudo de Alemania. De oro, una águila de sable, armada, membrada, lampasada y picada de gules.
La figura principal de este escudo en la versión local es diferente. El águila germánica se distingue por la forma de las plumas de las alas, son mucho más esquemáticas y sencillas.

Escudo de Alemania. De oro, una águila de sable, armada, membrada, lampasada y picada de gules.
Fijaros en los colores del escudo: negro, rojo y amarillo. La bandera de Alemania lleva esos mismos colores:

Bandera de Alemania. De proporción 5:3, tricolor horizontal: negro, rojo y dorado.
Entradas relacionadas
  1. Escudo de Suiza
  2. Escudo del Reino de Portugal 
  3. Escudo de España
Ir a...

6 comentarios:

  1. Yo si haría algún cambio en la constitución española, hacía el federalismo, siempre que constituya la eliminación de, si es posible, la eliminación de un 60-70% de políticos.

    Aunque respeto absolutamente todas las opiniones, mi opción no ayudaría al separatismo, sea del tipo que sea, ya que tan excluyentes son "los unos" como "los otros".

    Cada día me gustan más tus diseños, una abraçada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La opción de estado y la regeneración democrática son dos temas separados. Hay muchos chupando del bote, y mira por donde, son los únicos que legalmente (diferente a que legítimamente) pueden cambiarlo.

      Gracias por lo de los diseños.

      Eliminar
    2. Yo cada día creo más en un mundo sin fronteras ... y si es posible sin "chupocteros" del bote .. ¿cuándo nos quitaremos esta lacra de encima?

      Eliminar
    3. Buena pregunta yo creo que cuando la gente tenga memoria y piense antes de votar

      Eliminar
  2. Envidiable el pueblo alemán, sin duda, y yo también pienso que deberíamos encaminarnos hacia la federación. En un Estado como el español sería lo más apropiado en muchos aspectos.

    Salutacions

    ResponderEliminar
  3. Mantenemos a más políticos y legisladores que nadie -en proporción- y, después de cuarenta añazos, seguimos discutiendo el modelo de estado y el reparto de poder. Sinceramente, me siento engañado. Creo que es hora de que los ciudadanos le demos la espalda a todos esos políticos que, con diversas excusas ideológicas de todos los colores, se empeñan en mantener ahí el foco en vez de abordar los problemas que de verdad preocupan a los ciudadanos.

    ResponderEliminar

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.