14 de marzo de 2014

Viñetas

ERO que bonito, ¡oooohhh!, que bonito, que escudo más bonito. Eso deben de pensar algunos al ver según que "escudos" que en nada son escudos de armas heráldicos. Pero los heraldistas no, los heraldistas desestimamos por completo esas recreaciones paisajistas que muchos denominamos heráldica de viñetas.

Don Justo Gallego. Tiene cara de buena persona.
Seguro que ya conocéis a Justo Gallego Martínez. Quizá no os suene de nada su nombre, pero si os digo que es el loco que hace cincuenta años que está construyendo un edificio a semejanza de una gran catedral ladrillo a ladrillo, ya os viene a la cabeza algo. ¡Pero si es famoso mundialmente!, todo gracias al anuncio de Aquarius.

La Catedral de Justo.
Su obra se conoce como la catedral de Justo. El edificio no está reconocido por la iglesia Católica, así que en realidad no es ninguna catedral. Este hombre lleva 50 años dedicados a la construcción del edificio para la devoción de su fe cristina. No hay planos, lo tiene todo es su cabeza. No pudo acabar los estudios primarios por la guerra civil, no tiene estudios de albañilería o arquitectura. Cuando se muera creo que deberían hacerle santo.

La Catedral de Justo.
La obra de su vida está sita en el municipio madrileño de Mejorada del Campo. Este es su escudo viñeta de aquella pequeña localidad:


¿Bonito verdad? como viñeta es preciosa, pero como escudo de armas es una +!#@KÇ& como una casa de grande. En un rinconcito aún cabe un conejito comiéndose una zanahoria y en el camino podría poner un unicornio con la cola con los colores de arco iris. Y para redondearlo todo, por la ventana pondría a caperucita roja asomándose. Lo de arriba es un claro ejemplo de como no debe ser la heráldica cívica. Bueno, ni la cívica, ni la gentilicia, eclesiástica, corporativa o imaginaria.

Desde aquí envío un gran ¡Olé! a la dedicación de Justo Gallego y un estirón de orejas a los del Ayuntamiento por su emblema que quieren hacer pasar por escudo heráldico con un mal criterio heráldico. El escudo no es oficial, no está reconocido como tal por la Comunidad de Madrid. Supongo que con el tiempo el Ayuntamiento intentará oficializarlo y espero que algún heraldista les ayude a ello.

Un escudo heráldico debe ser blasonable. La heráldica no cree admisible la reproducción de paisajes de forma realista. Hay que seguir la regla de los esmaltes, la de plenitud, la de simetría, la regla de la sencillez, etc. En definitiva, hay que seguir unas pautas y unas reglas.

Entradas relacionadas
  1. No lo es (IV)
  2. Mal informados.
  3. La heráldica de los ignorantes.
Ir a...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.