3 de febrero de 2015

Florencio Hernández Alcón

A heráldica es como todo. Hay a quien le gusta y hay a quién no. Particularmente y seguro que la gran mayoría de los que leáis esto pertenecéis al grupo de los que les gusta la heráldica. Para gustarte la heráldica no hace falta ser heraldista. Hay muchos que buscan su heráldica sin ser heraldistas y esos muchos compran escudos de su o sus apellidos inocentemente sin saber que esas armas no son suyas y las está usurpando. Evidentemente la culpa no es del inocente.


Ya hace un tiempo que este plúmbeo blog tiene un pequeño lugar en la red de redes. Ya hace tiempo que hay quien lo lee y desde hace tiempo voy recibiendo avisos de que algo han aprendido. Gracias a este blog hay gente que sabe que los escudos de los apellidos no es del todo cierta y que la heráldica esconde una historia oscura y lucrativa detrás. Don Jorge Hernández, residente en Sevilla, es uno de estos lectores a los que yo les agradezco su lectura.

Hoy tengo el honor y el placer de presentar las armas de don Florencio Hernández Alcón, padre del lector que me solicitó la creación de nuevas armas para su padre, el cual también le gusta la heráldica. Las armas se idearon a partir de unas preferencias y deseos. El proceso de la idea final fue largo pero el resultado es satisfactorio para ambas partes. Este es el blasón adoptado:
De azur, un halcón azorado de plata picado de oro; la campaña bretesada de plata cargada con el monograma de la Virgen María de azur. Por lema: SURSUM CORDA.
Escudo de don Florencio Hernández Alcón. De azur, un halcón azorado de plata picado de oro; la campaña bretesada de plata cargada con el monograma de la Virgen María de azur. Por lema: SURSUM CORDA.
El escudo y sus cargas tienen su historia. En referencia a la carga principal, el halcón azorado, decir que es un arma parlante referente al nombre del linaje Alcón, segundo apellido de don Florencio. El porqué dado por Jorge, su hijo, es el que sigue:
Una de las cosas que tengo claras es el tema del Halcón, mi padre se apellida Alcón (sin hache) y lleva ese apellido por padre y madre, ambos eran primos hermanos, y paradojas de la vida, el apellido se pierde ya que era el segundo de mi abuelo y el primero de mi abuela. Teniendo dos abuelos primos hermanos, y dos bisabuelos hermanos con ese apellido, veo muy conveniente hacer esa referencia con esa arma parlante.
La tradición marca que el escudo de armas sea el del apellido paterno. Es una tradición que particularmente me parece obsoleta. Uno es tanto de una familia como de otra, los sentimientos son delicados y el uso actual de los apellidos aquí no ha sido siempre así. Hubo un tiempo en que la gente utilizaba el apellido que quería, siempre uno de la familia, claro está. Quizá uno usaba el del padre y su hermano el de la madre y mira por donde, podría haber un tercero que firmara con el apellido de la abuela. El concepto de familia me parece que de aquella forma es mucho más integrador, ya que uno es tanto pariente y familiar de los del primer apellido como de los del segundo apellido.

La campaña bretesada simula una muralla. La muralla hace referencia al pueblo del cual pertenecen orgullosamente gran parte de los ascendientes del portador de las nuevas armas, la villa de Galisteo. En su emblema municipal aparece la muralla y una torre. La campaña bretesada recuerda el origen familiar.

Por último el monograma de María, que como no podía ser de otra manera hace referencia a la devoción por la virgen María y en general a la fe católica que profesan tradicionalmente él y su familia.


Fuera del escudo aparece el lema y el escogido es SURSUM CORDA. El lema significa “arriba los corazones” y traducido en la misa española como “levantemos el corazón”. Es una expresión litúrgica de la misa católica.

P.D. Muchas gracias por confiar en mi para la adopción de estas nuevas armas.

Entradas relacionadas
  1. Escudo de José Manuel Huidobro Moya.
  2. Escudo de Josep Maria Palau.
  3. Escudo de Antonio Martín.
Ir a...

8 comentarios:

  1. Unas armas muy bien simbolizadas y con un blasón muy elegante. ¡Mi enhorabuena al Sr. Hernández Alcón!

    Si se me permite aportar una mera opinión de gustos personales, particularmente encuentro muy elegantes los escudos bicolores de azur con plata (y los de gules con oro). Por ese motivo, y siempre desde mi gusto personal, creo que sería más estético no picar el halcón de oro y dejarlo de plata, pero insisto en que en temas de gustos no hay disgustos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que su gusto no es nada extraño. Me parece haber leído en varias ocasiones que el oro realza el gules y la plata el azur, o que tenían una afinidad especial entre ellos.

      Eliminar
    2. Muchas gracias Don José Antonio por sus amables comentarios, en nombre de mi padre y en el mío propio.

      Eliminar
    3. Muchas de nadas Don Jorge.

      Sr. Soliloco, creo que esas combinaciones, estadísticamente, son las más usadas en heráldica. Ahora, desconozco totalmente si psicológicamente estamos más predispuestos a encontrar "belleza" en esas combinaciones que en otras.

      Un saludo a ambos.

      Eliminar
  2. Me gusta mucho. Felicidades. Me pregunto si el hijo heredará el blasón de su padre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su amabilidad.
      Efectivamente mi idea es adoptar las mismas armas, y de acuerdo con varias consultas efectuadas, entre otros al mismo Xavier, también lo usará mi única hermana, y espero que en el futuro, mis dos hijos que actualmente son menores.

      Eliminar
  3. Estimado Xavier:
    Aprovecho la publicación para darte las gracias una vez más por el escudo, mi padre y el resto de la familia estamos encantados con el resultado. Gracias también por tu interés, y sobre todo por tu paciencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros. Es un placer ayudar a la adopción de armas nuevas.

      Eliminar

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.