24 de marzo de 2015

Astérix el Galo

L interés por la heráldica me vino por la parte gráfica. A partir de ahí descubrí el glosario y todo el resto. La heráldica como afición o afección atrae en todas sus vertientes. Una de ellas, creo que la más divertida y entretenida, es la heráldica ficticia. También llamada heráldica imaginaria es aquella parte de la heráldica que concede escudos de armas a personajes anteriores a la aparición de la heráldica o a personajes ficticios.

Astérix y Obélix.
Puede resultar poco ortodoxo pero lo cierto es que la heráldica ficticia está muy presente. Incluso os encontraréis ejemplos en manuales de heráldica de todas las épocas. Uno de tantos, pero uno presentado aquí, es el escudo de armas de Adán. En aquella entrada don Bruno Contreras expresaba un deseo:
Me encantaría ver escudos para los personajes de la saga Asterix.
Astérix el Galo es una serie de historietas que ocurren sobre el año 50 a.C en un pequeño pueblo de irreductibles galos que resiste la invasión de las tropas romanas de Julio César. Su secreto radica en una poción mágica que les da temporalmente una fuerza sobrehumana.

Hoy propondré dos escudos de este universo. Uno, el primero, para su protagonista Astérix.
Escudo tronchado de gules y sable, brochante sobre la partición un vuelo alzado de plata.
Escudo imaginario para Astérix. Escudo tronchado de gules y sable, brochante sobre la partición un vuelo alzado de plata.
Y otro para Obélix.
Palado de cuatro de azur y plata, un menhir de sable.
Escudo imaginario para Obélix. Palado de cuatro de azur y plata, un menhir de sable.
A recalcar que estos personajes se ambientan en una época muy anterior a la heráldica, por tanto no deberíamos hablar de escudo de armas. Pero esa es la gracia de la heráldica ficticia, que es inventada, te permite jugar y crear un escudo nuevo y te olvidas por completo de la seriedad de otras heráldicas.

Para los campos de los escudos me he fijado en sus típicas vestimentas. El campo del escudo de Astérix recoge el negro y el rojo y las alas que lleva en su casco a modo de cimera. Para Obélix el blanco y azul en palo, como sus pantalones sobaqueros y el menhir que suele acompañarle. Tanto Obélix como su padre se dedicaban a la talla profesional de menhires.

Entradas relacionadas
  1. Heráldica en el Quijote. El señor de Utrique.
  2. Heráldica de Star Wars. Yoda.
  3. Heráldica en Amadís de Gaula. El caballero Florestán.
Ir a...

10 comentarios:

  1. Obelix perfecto, pero con el de Asterix me surge la duda de porqué no lo has hecho parlante (una estrella).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por dos motivos:
      1 Los escudos parlantes lo son del linaje, no del nombre de pila.
      2 No lo había pensado.

      Eliminar
  2. Magnífico. Pero ahora toca atender a personajes ficticios más contemporáneos, amén de locales. ¡Mortadelo y Filemón! (pero a Bacterio no, ¿eh?)

    ResponderEliminar
  3. Siempre me he preguntado, cuando describen "Brochante sobre la partición" ¿No tiene que quedar necesariamente sobre la partición? Por ejemplo en el de Asterix al cumplir la regla de la plenitud del vuelo queda desalineado de la partición, ¿o es algo a interpretación del dibujante?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brochante sobre la partición o brochante sobre el todo. Sería lo mismo. Significa que la figura va por encima de la partición, que no va en uno o en otro cuartel.

      Eliminar
    2. ¿Y si quiero decir que va sobre la partición o alineado con ella?

      Eliminar
    3. Brochante sobre la partición ya es para decir que va sobre la partición. Si quieres que no esté brochante, pues cuando describas el cuartel informas de que la figura carga ese cuartel. Sobre la alineación, recuerda la entrada sobre el poner y colocar. http://dibujoheraldico.blogspot.com.es/2011/12/poner-y-colocar.html

      Eliminar
  4. Pues yo el de Asterix lo habría hecho tal que así: Escudo tajado de sable y gules, brochante sobre la partición 3 bezantes de oro puestos en faja, acompañados en jefe de un vuelo alzado de plata

    ResponderEliminar

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.