8 de noviembre de 2016

Franco Condado

OS lectores europeos seguro que conocen el logo de Peugeot. Lo conocen porque conocerán a la empresa automovilística Peugeot, una empresa que empezó a fabricar automóviles a finales del siglo XIX. Fijaros en la evolución del logo de Peugeot en estos 111 años:


El logo siempre ha ido ligado a la figura del león. A veces una cabeza y otras el león entero. Personalmente el logo que más me gusta es el que aparece arriba como 1955 aunque el más heráldico es el de 1948.  Fijaros que ambos representan correctamente el león, a diferencia de la versión actual que tiene la pata siniestra delantera en lugar de la diestra.

Como esto es un blog relacionado con la temática llamada heráldica, fijémonos en el que aparece sobre el número 1948. Según cuenta la historia del logo de Peugeot aquel logo representa las armas del Franco Condado. Armand Peugeot, fundador de esta empresa automovilística, nació en el cantón de Hérimoncourt, que forma parte del Franco Condado.

Hoy os mostraré ese escudo de armas, el del Franco Condado. Se define así:
Sur champ d'azur semé de billettes d'or sans nombre, un lion couronné d'or rampant, armé et lampassé de gueules.
Traducción:
De azur, sembrado de billetes de oro, brochante un león coronado de oro armado y lampasado de gules.

Escudo del Franco Condado. De azur, sembrado de billetes de oro, brochante un león coronado de oro armado y lampasado de gules.
El emblema corresponde al escudo de armas de los condes de Borgoña y originalmente de los condes de Nevers.

Para finalizar, no confundir un sembrado de billetes con un billetado. En el sembrado se observa claramente que el campo es azur y que hay multitud de billetes de oro encima.


Billetado de azur y plata.
En cambio el billetado es un forro en el cual el campo es una combinación de dos esmaltes dispuestos tal y como véis en la imagen de arriba.

Entradas relacionadas
  1. Escudo de Niza.
  2. Escudo de París.
  3. Escudo de Millau.
Ir a...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.