21 de marzo de 2017

Canción de Hielo y Fuego (XIII)

UANDO veo a un canario, me refiero a un oriundo de las Islas Canarias, delante de su padre y decirle "te quiero papa" no se si está expresando verbalmente el amor hacia su progenitor o si está llamando patata a su padre con cierta sorna. Por eso personalmente prefiero la forma patata para designar a ese tubérculo originario de América que tanto gustan a grandes y pequeños si se pela y corta en tiras para seguidamente freírlo. 

También prefiero tener una idea original para proyectarla aquí, en este plúmbeo blog, en lugar de un tema refrito. Hoy no es el caso, hoy voy a tirar de series de entradas para publicar una más acerca del universo de Canción de Hielo y Fuego, de George R.R. Martin. Hoy veremos a dos casas más de las muchísimas que hay:
  • Casa Allyrion. La casa Allyrion de Bondadivina, en inglés Godsgrace, son nobles vasallos de la casa Martell. Estas son sus armas:
Jironado de gules y sable, brochante una mano de oro.
Casa Allyrion.

Por lema usan: NINGÚN ENEMIGO PASARÁ.
  • Casa Dalt. Los caballeros de la casa Dalt de Limonar también son vasallos de la casa Martell. Me gustan sus armas las cuales ahora os las presento:
De púrpura, sembrado de limones de oro.
Casa Dalt
Los dos escudos presentados aquí son tal cual se describen. Hoy no hay propuesta ni interpretación propia ya que los blasones presentados son correctos. Particularmente el segundo es original. El sembrado de limones me parece divertido y el púrpura es un esmalte extraño, muy poco usado, pero es correcto. Aquí el esmalte púrpura lo tenemos muy presente porque aparece ni más ni menos que el escudo del Reino de León, de ahí en adelante lo hemos visto en diferentes escudos de la realeza española y en multitud de escudos cívicos y gentilicios que incorporan esas armas.

Para finalizar, una canción que no debería caer en el olvido:


"Mi limón, mi limonero" del venezolano Henry Stephen. Publicado en 1968.

Entradas relacionadas
  1. Seaworth y Redwyne
  2. Follard y Gaunt
  3. Cerwyn y Condon
Ir a...

1 comentario:

  1. Parece que comienzas a cansarte de los blasones de las obras de GRRM,si decides no terminarla aún considerarías hacer una entrada sobre ser Duncan el alto, su escudo dista mucho de ser correcto, pero me hace ilusión despues de releer el caballero de los siete reinos.

    ResponderEliminar

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.