28 de enero de 2014

El cardo catalán

O he dicho muchas veces y lo volveré a repetir sin complejo alguno: soy un ignorante en casi todo. Y no os engañéis, muchos de vosotros también. Hay temas, los de toda la vida, que uno se vuelve menos ignorante a medida que pasan los años. Curiosamente, aquellos que ya tienen esos años son ignorantes en los temas que no son de toda la vida. La ignorancia nos envuelve, por lo menos a mi y mucho.

El cardo en heráldica.
La ignorancia en si misma no es un problema. El problema es la indiferencia. Soy ignorante, pero quiero serlo cada vez menos, así que para mi ser ignorante no me supone un problema, si no una realidad. Hace unos días os presenté el cardo en heráldica y comenté que en Catalunya se ha utilizado tradicionalmente un diseño peculiar.

Representación típica del cardo en Catalunya (armas de los Cardona).
En un comentario de aquella entrada, comentario que aprecio mucho, don Manuel Fuente realiza una aportación:


La diferencia que se señala de Cataluña, entiendo que la razón es que se inspira en otro tipo de cardo como es el que se usó para hacer las primeras cardas.

Por privado me amplía la información con más datos:

Herramienta para cardar la lana.
Dese cuenta que ese cardo, se utilizaba antiguamente para cardar la lana, por lo tanto, tenía un componente de uso dentro del hogar. Yo vi algún instrumento elaborado con él, para este fin.

De pequeño, cuando estaban secos, hacíamos unos instrumentos sonoros. El tallo suele estar ramificado en tres y era hueco, cortábamos el del centro más corto que los de los extremos, y en él, insertábamos otro trozo atravesado por un pincho de un espino, de tal forma, que al girarlo con las manos, el trozo insertado chocaba con los dos trozos que sobresalían, produciendo un ruido parecido a una carraca pero de menor intensidad.
Don Manuel, muy agradecido.

Entradas relacionadas
  1. El cardo en heráldica.
  2. Más mamuts.
  3. Un día agotador.
Ir a...

3 comentarios:

  1. Para mí, es un honor que se me mencione en un bloc tan prestigioso como el suyo. He aprendido muchas cosas en él. Le estoy muy agradecido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prestigioso dice, jajajajaja muy bueno. Me alegro de que haya aprendido algo. Más agradecido estoy yo por saber que hay alguien "al otro lado". Es un placer recibir correos iluminando mis dudas, que son muchas.

      Eliminar
  2. El otro día, se me olvidó decir que, el primer cardo, suele denominarse “cardo borriquero” porque les gusta de forma especial a estos animales.

    Alguien me explicó, hace ya muchos años, en que se distingue un burro asturiano de uno castellano. El primero, cuando descubre una planta de esas plantas, corre hacia ella para zampársela. El segundo, parece ser que su ansia es menor. La razón es por la diferente abundancia de este vegetal, a un lado y otro de la Cordillera Cantábrica. Lo que abunda, no se aprecia tanto.

    Hoy es difícil también encontrar un burro de cuatro patas para comprobar lo que digo.

    ResponderEliminar

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.