Mostrando entradas con la etiqueta Los diez primeros. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Los diez primeros. Mostrar todas las entradas

5 de septiembre de 2018

Los diez primeros (III)

REO que es una serie de entradas interesante y que por causas varias, vamos, por mi falta de tiempo para realizar nuevas entradas, dejé de publicar. Hoy os presentaré en este plúmbeo blog la tercera entrega sobre los diez primeros escudos de armas. Hoy toca ver las armas de Raúl de Vermandois.

Sello de Raúl de Vermandois, 1146. Imagen original alojada en Kornbluth
Vermandois fue un condado francés formado durante el período merovingio. Hoy en día existe una comarca francesa con el mismo nombre en la región de Picardía, al norte de Francia. El sello hace referencia a uno de sus condes, a Raúl I de Vermandois, también Raúl de Crépy. Era primo del rey Luís VI de Francia. Durante un tiempo fue regente de Francia.

Las vetustas armas de Vermandois se blasonan tal que así:
Échiqueté d'or et d'azur.
En castellano sería así:
Jaquelado de oro y de azur.
Escudo de armas de Raúl de Vermandois. Jaquelado de oro y azur.
Este personaje que hoy nos ocupa también fue llamado Raúl I el Valiente o el Raúl I el Tuerto por perder un ojo durante la presa del castillo de Livry en 1129. Dos años después el rey Luís VI le nombró Sénéchal de France, lo que nosotros conocemos como senescal.

Este escudo de armas es el tercero en antigüedad del que tenemos constancia, cinco años después de las que se encontraron de los de Clare.


Entradas relacionadas
  1. Los diez primeros (I) - de Clare.
  2. Los diez primeros (II) - Welf.
Ir a...

4 de diciembre de 2017

Los diez primeros (II)

INÓNIMOS de antiguo: viejo, vetusto, inmemorial, viejuno, añejo, antediluviano, etc. Cualquiera de estos o un eufemismo serviría para presentar los escudos de armas de esta seria de los diez escudos de armas más antiguos de los que tenemos constancia según Martí de Riquer.

Enrique el León. Imagen alojada en regiowiki.hna.de.
Visto el primero hoy veremos el segundo, uno que data de 1144 y que aparece en un sello de Enrique el León, duque de Sajonia y de Baviera. Este personaje pertenecía a la Casa de Welf y este fue el escudo de armas de este Enrique:
De oro, un león pasante de azur.
Escudo de armas de Enrique el León. De oro, un león pasante de azur.

Es muy similar al escudo de armas que asociamos a los Welf, que es el mismo pero con un león rampante en lugar de pasante:
De oro, un león de azur.
Armas de los Welf. De oro, un león de azur.
Recordad que la labra heráldica más antigua de la que tenemos constancia es precisamente esta, la de los Welf o Güelfos, etc.

Entradas relacionadas
  1. Los diez primeros (I).
  2. El león de los Welf.
Ir a...

20 de noviembre de 2017

Los diez primeros (I)

A imaginación es la leche. Donde no llega la realidad puede llegar la imaginación, la ficción. Sobre la heráldica tenemos constancia y conocimiento de que sus inicios se remontan al siglo XII, aún así la imaginación ha ideado multitud de escudos de armas para personajes antediluvianos. 

Escudo de Jabal.
Jabal aparece en el capítulo cuarto del libro del Génesis, en la Biblia y el diluvio aparece en el capítulo sexto. Jabal es pues un personaje antediluviano y tiene asociado un escudo de armas. Evidentemente es ficción, no es real, pero la imaginación ha llegado a crear un emblema heráldico.

Dejemos de lado la heráldica ficticia y tratemos hoy algo real. Esta será la primera entrada de un conjunto de diez en la que os mostraré los diez emblemas más antiguos de los cuales tenemos constancia. Según Martí de Riquer, el primero de estos diez emblemas heráldicos reales data del año 1141 y tenemos constancia del mismo en un sello de Gilbert fitz Gilbert de Clare, conde de Pembroke desde 1138.

Sello del conde de Pembroke (1141).
Era conocido como Strongbow, que suena a héroe de Marvel, y significa, por si hay alguien que no sepa inglés: arco fuerte. Os presento el blasón que aparece en el sello:
De oro, tres tenazas de gules.
Escudo de los de Clare. De oro, tres tenazas de gules.
Se trata de un escudo de armas de lo más excepcional. No solo es el emblema heráldico más vetusto que conocemos, si no que además fue el blasón de la primera mujer armígera de la que tenemos constancia. ¡Os dais cuenta de su excepcionalidad! Bien podríamos usar este blasón como emblema intrínseco de la heráldica misma por su excepcionalidad.

Recordad que una vez os presenté una entrada hablando del primer escudo de armas. Si bien se creyó así durante un tiempo, más tarde se demostró que no fue real.

Entradas relacionadas
  1. Primer escudo femenino
  2. El primero (que después dejó de serlo)
  3. El primer Primer Ministro
  4. Los diez primeros (II)
Ir a...