22 de septiembre de 2012

Escudo del Solar de Tejada

L Solar de Tejada es junto con Valdeosera la más antigua Institución Nobiliaria de España vigente en la actualidad. Su origen se remonta a los privilegios concedidos durante el siglo IX por el rey Ramiro I de León a Sancho de Tejada. Tales privilegios han sido confirmados por casi todos los monarcas desde el siglo XV.

Un Señor Divisero Caballero Hijodalgo del Ilustre Solar de Tejada pidió a principios de agosto la elaboración de un escudo de armas para el Antiguo e Ilustre Solar de Tejada. El escudo de armas fue concedido en la carta de confirmación del rey Enrique IV. El pedido llegó vía el maestro Armand de Fluvià, y suya es la descripción o blasón que ejecuté para ilustrar este escudo:
Escudo cuadrilongo ibérico cuartelado: 1º de sinople, dos castillos acostados de oro y aclarados de gules, embanderados de plata con una cruz llena de gules con el asta de sable; 2º de azur, dos crecientes tornados de plata en faja, acostados y rodeados por una orla de trece estrellas de oro; 3º de plata, un león de gules, coronado, armado y lampasado de oro; 4º de plata, un tejo de sinople siniestrado de un oso de sable levantado y atado con una cadena de oro a una rama rota; brochante sobre la repartición, una cruz de ocho puntas de oro; la bordura general de oro, con trece conchas de azur cada una cargada de una cruz de Santiago de gules. Al timbre, un casco terciado de oro forrado de gules. Por cimera, un león de gules, coronado, lampasado y armado de oro naciente de un burelete de plata y azur. Rodeando el escudo, desde los ángulos superiores del jefe, trece banderas de azur cada una con un creciente de plata. Por detrás de la cimera, una divisa de plata con el lema: ECCE BEATIFICAMUS EOS QUI  SUSTINUERUNT, en letras de sable.
Representación del escudo de armas del Solar de Tejada.
El blasón es diferente del concedido en su día. El original describe los castillos al natural, no especifica en demasía el segundo cuartel y como van los crecientes. El cuarto también viene descrito "en sus colores naturales" y muchas de las representaciones viene el oso y el tejo sobre una terraza. También hay disparidad de criterios al dibujar la cruz brochante, ya que suele parecer una cruz patada. En cambio, en esta versión es una cruz de ocho puntas y es la correcta. Sobre la cruz, el maestro José Luís Sampedro me apunta en un correo:
La cruz de ocho puntas es correcta, pues Enrique IV dice que sea "como la de la orden de San Juan". 

De gules, cruz de San Juan de plata.

Entradas relacionadas
  1. Las órdenes militares (I)
  2. Las órdenes militares (II)

Ir a...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.