4 de noviembre de 2014

La ciencia entra en la heráldica

URANTE el mes de mayo se concedieron una nueva tongada de títulos nobiliarios. Lo hizo el entonces único rey Juan Carlos I. Uno de los agraciados fue Santiago Grisolía. Este personaje es un bioquímico valenciano el cual recibió en 1990 un premio Príncipe de Asturias. Mi enhorabuena por aquel premio, por los muchos más que también ha recibido y por el título nobiliario.

Santiago Grisolía en una piscina.
Ayer salió a la luz una noticia en el mundo sobre las armas adoptadas por el primer marqués de Grisolía. Atención a la coletilla del titular: El marqués Grisolía diseña el primer escudo que incluye la fórmula de sus hallazgos. Una vez leído esto pensé: la noticia promete...


En la noticia aparece esta imagen de un "escudo de armas". Durante todo el vídeo que hay en la noticia aparece el doctor acompañado de un cuadro con ese imagen timbrado con una corona de marqués. La corona de marqués utilizada es la que se creó en su día en el Taller de Heráldica y Vexilología de Wikipedia en español.

Solo leer el títular ya me di cuenta de que habría bastantes fallos. Este pseudo-escudo no es el primer en mostrar fórmulas químicas. Ni el primer español. Recordar las armas del marqués de Oró:

Armas del marquesado de Oró. Partido: 1º de oro, un monte de sinople moviente de la punta. 2º de azur, la fórmula de la adenina con los cinco átomos de hidrógeno, los cinco de nitrógeno y los cinco de carbono de plata, y los enlaces de sable; el jefe general de gules, con un sol de oro acostado de cuatro estrellas de seis puntas de plata.
Me sabe mal por el nuevo marqués. Le hace mucha ilusión mostrar su escudo del cual es evidente de que está muy orgulloso. El problema, como casi siempre, es del que lo asesoró. Voy a analizar un poco la notica:
  • Según la noticia, que casi como siempre otra vez no suele ser toda la realidad, el diseñador del escudo es Jesús Huguet y dice que es miembro de la comisión técnica de Genealogía y Heráldica de la Generalitat. Esto me cuesta creerlo. No digo que no sea verdad, pero me cuesta creer que un heraldista compondría esas armas de esa forma.
  • La noticia nos explica un comentario del nuevo marqués: "Como soy un hombre pacífico, no iba a poner armas ni leones." y dice que "Así que el resultado es un escudo con cristales de enzimas y la fórmula del acetil glutámico." Pues bien, en esto no hay problema alguno. Ya se hizo anteriormente, aunque el marqués, sus asesores y los redactores de elmundo.es no lo sepan. El problema es como se ha hecho.
  • También se dice sobre que el doctor explica: "En el fondo plateado hay cristales de enzimas, que son proteínas de las que estamos formados los seres humanos". Intuyo que el campo es entonces de plata, con un sembrado de enzimas de sable. No hay problema con ese sembrado, el problema es como se ha representado.
  • Sigue con: "En cuanto al pergamino, reproduce el compuesto del acetil glutámico, ". Entiendo entonces que sobre el sembrado va un pergamino con la fórmula del acetil glutáminico. Me gustaría conocer el blasón ya que sobre un campo de metal no se puede cargar una figura de otro metal.
  • Sobre el primer cuartel se comenta: "En esas barras está representada igualmente la rama francesa de la familia Grisolía, como señala Huguet, quien certifica que el escudo ha pasado el visto bueno de los técnicos así como de la Generalitat Valenciana y el Ministerio de Justicia, que lo ha incluido ya en su relación de nobles." A ver, no son barras, es un fajado de oro y azur. Diós, otra vez el escudo ha pasado el visto bueno de unos técnicos. ¿Son heraldistas esos técnicos?. ¿Qué tiene que ver la inclusión de su título nobiliario con sus armas?.
Hay una casilla de la noticia que quería reproducirla:
El título de marqués que ostenta hoy Grisolía es un reconocimiento honorífico que no da lugar a ningún privilegio, más allá de la posibilidad de ser heredado. El marquesado se suma así a la larga lista de premios de Grisolía, a quien la Generalitat otorgó la distinción al mérito cultural, que sí conlleva un sueldo vitalicio anual de 12.000 euros.
Y es que aún hay muchos que piensan que los duques, marqueses, condes, etc. reciben dinero directamente por ostentar ese título.

En definitiva. Es una buena iniciativa. Cargar el campo con una carga que evoque a un logro personal es muy loable. Joan Oró hizo lo mismo y el marqués de Sagnier también muestra una carga relacionada con su labor profesional. El problema es la representación. El segundo campo tiene degradados de colores, sombras, y no utiliza la estricta paleta heráldica de los esmaltes. Me gustaría conocer el blasón.

Para finalizar copio el segundo comentario publicado en la noticia por un tal "DiegoAlfa":
Ese escudo no tiene ninguna validez legal ya que en España no hay oficialmente ningún Rey de Armas. Las Academias u otras instituciones no tienen ninguna potestad. Se puede considerar un logotipo que ha elegido simulando un antiguo escudo, pero nada más.
Que no haya Rey de Armas en España no quiere decir que no se puedan adoptar armas. Se pueden adoptar y registrar como marca si se quiere proteger.

Entradas relacionadas
  1. Física en heráldica.
  2. Química en heráldica.
  3. Astrología (y el benzeno) en heráldica.
Ir a...
Publicar un comentario