16 de enero de 2015

Becerro

NTE alguien que os propone un reto mejor desconfiar. Puede que el retador tenga un as en la manga. Por muy evidente que sea la opción que te sugieren optar quizá no sea la opción correcta. Para muestra un botón: ante una carrera de aceleración entre un Ferrari F430 Scuderia y una bicicleta adaptada. ¿Por quién apostaríais? Mirar a partir del segundo 23:

Zumbao a 333 km/h en bicicleta.

Parecía que la respuesta evidente sería que todo un Ferrari, en una de sus versiones más rápidas, el que ante una prueba de aceleración ante una bicicleta ganaría, pero no. El loco de la bicicleta es capaz de llegar a los 333 km/h en 4,8 segundos. A veces las cosas no son lo que parecen.

La ciencia heróica, la heráldica, utiliza un lenguaje propio en el blasón. El arte de blasonar es la heráldica y para blasonar hay que conocer vocabulario extraño. Hoy voy a tratar uno de esos casos, pero solo es un medio caso. Al grano: el tema que trata esta entrada surge cuando presenté las nuevas armas de José Antonio Padilla. Tuvimos criterios diferentes al blasonar el escudo. Y ahora os digo: cuando en un blasón leáis que hay una figura que se llama becerro, no penséis en un ternero. La palabra en el DRAE tiene más acepciones. El diccionario heráldico de Vicente de Cadenas dice:
Becerro: Se emplea para designar un libro dentro del escudo.
El blasón de José Antonio Padilla:
Escudo partido de azur y gules; brochante sobre la partición tres becerros de oro sumados de una corona de Rey de Armas, el primero con la leyenda SCIENTIA, el segundo con TECHNICA y el tercero con INGENIUM. Por lema, SCIENTA, NON FIDES.

Escudo de José Antonio Padilla. Escudo partido de azur y gules; brochante sobre la partición tres becerros de oro sumados de una corona de Rey de Armas, el primero con la leyenda SCIENTIA, el segundo con TECHNICA y el tercero con INGENIUM.
¿Significa esto que a los libros en heráldica hay que llamarlos siempre becerros?. La respuesta es no. El maestro Vicente de Cadenas también recoge en su diccionario una entrada para "libro":
Libro: se representa abierto.
Un ejemplo:
De sinople, tres libros de plata.

De sinople, tres libros de plata.
Y es que un becerro en heráldica es un libro porque en la vida real un becerro también es un libro y eso es lo que dice el diccionario. Eso sí, dice que es un libro donde las iglesias y monasterios copiaban sus privilegios o un libro de una comunidad donde se apuntan sus pertenecias. Este es el más famoso becerro:

El becerro de las Behetrías. Libro de las Merindades de Castilla. 
Y aquí lo tenéis para leer o descargar. Creo que le llaman libro becerro o becerro por estar sus pergaminos hechos de piel de becerro. 

Un consejo: si alguna vez queréis blasonar un becerro, entendiéndose este como la cría macho de la vaca, utilizar la palabra ternero para evitar confusión.

Entradas relacionadas
  1. Escudo de José Antonio Padilla.
  2. El libro en heráldica.
  3. El toro, el buey y el búfalo.
Ir a...

11 comentarios:

  1. Lo chocante sería que atacara una curva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería bastante chocante sí, y en más de un sentido.

      Eliminar
  2. ¿En heráldica sólo debería emplearse la voz "becerro" con un libro que recoja privilegios eclesiásticos o con un libro de pertenencias de una comunidad?

    Por cierto, requiere menos fuerza conseguir la misma aceleración en una bicicleta que en un coche porque tiene menos masa (F = m x a). Eso sí, hay que ser muy valiente, o muy temerario, para ir en una bicicleta a 333 km/h. ¡Qué disparate!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que el sentido común debe prevalecer. Un becerro es un libro, pero un libro muy específico. La finalidad de la lengua es la de comunicar para podernos entender. ¿Porqué utilizar un palabro cuando tenemos una opción que no es estrambótica?

      No he marcado la norma de como describir un libro en heráldica porque no la conozco. He visto la voz becerro pero he visto muchas más veces la voz libro para designar ¿a qué?, pues a un libro.

      Acabo entendiendo que desde el punto de vista heráldico son sinónimos. Por tanto, aplicaría la máxima de que la sencillez en heráldica es una virtud y utilizaría libro genéricamente y solo becerro en algunos casos donde la carga represente a un libro relacionado con alguna comunidad o un registro de la iglesia.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Vean este libro:
      https://books.google.es/books?id=kydqkgAACAAJ&dq=inauthor:%22Juan+Ba%C3%B1os+de+Velasco+y+Acevedo%22&hl=es&sa=X&ei=OAq5VNfSAsSuU-zog6AE&ved=0CEMQ6AEwBw
      Como otros tantos, ha sido referido como becerro habitualmente en nuestro mundo, durante siglos. Sin embargo no concordaría con las descripciones . Entonces ¿por qué llamarlo así?

      Por la misma razón que lo demás. El Becerro de las Behetrías sirvió como referente, para unos tiene un origen eclesiástico, porque las principales órdenes de caballería lo eran. Para otros ha sido usado como asientos propietarios,que lo era. Para otros de nobleza, porque en ello ha sido referencia importante. Cada aspecto del libro ha sido destacado según los distintos motivos para abordarlo. Para otros el material ya sirvió de referencia al libro original, un pergamino de calidad, y han seguido usándolo en tal sentido.

      El DRAE, como sabemos, no sirve de diccionario heráldico. Dicho sea de paso, serviría realmente para poca o ninguna jerga profesional. De hecho, hay libros como el que refiero, llamados becerros a lo largo de la historia, que no entran en sus acepciones. El mismo Becerro de las Behetrías ha de tener entrada propia, para encajar bien.

      El uso de "becerro" en heráldica, no va relacionado con su contenido. Podrán encontrar blasones con becerros relacionados con diversas materias, o con diversas actividades y gustos del dueño original. Posiblemente si va relacionado con la importancia o categoría que se le da, al usar un formato de más calidad, más duradero y caro -aunque ahora es menos conocido el libro becerro, en su día necesitaba menos aclaraciones- si bien podría no quedar claro en todos los casos si esta categoría se busca por el libro o por el propietario del escudo.

      El diseño es otra cosa. Creo que tanto por sus formas originales como por los consejos generales de diseño y por la propiedad, sería recomendable conservar -cierto que en algún caso recuperar, como en todo lo heráldico actualmente- el becerro como lo que era. Un libro editado de determinada manera, hecho para durar, con el material que su nombre refiere.

      Eliminar
    4. Yo creo que si nos atenemos literalmente a las definiciones del último Cronista Rey de Armas, podríamos colegir que "becerro" es el término que debería utilizarse en la lengua del blasón ("Becerro: Se emplea para designar un libro dentro del escudo"), ya que cuando recoge la voz "libro" simplemente atiende a su representación normal ("Libro: se representa abierto").

      Eliminar
  3. Cordialmente.

    Si hablamos literalmente, "un" -uno entre varios- no es "el" o "los". Si becerro refiere o pondera una característica diferente -en contenido o en hechura- según el contexto, que le distingue de otros libros; entonces es "un" libro.

    El Becerro de las Behetrías original, es el único conocido con todas las características (se refería a religiosos, a nobleza, hablaba de propiedades, era de pergamino becerro y era un libro destacado) que solas o acompañadas se han usado para llamar becerros a otros.

    No le titularon "Becerro de las Merindades de Castilla" por admiración vacuna (más el contenido). Lo que siempre han explicado es que estaba hecho de tal pergamino, siendo un libro becerro. Por tanto habrá de ser la característica original y, como se corresponde al uso heráldico que tenía, no le veo vuelta.

    Subrayo lo de su hechura. De otra forma podrían haberlo llamado "Papiros de las Merindades de Castilla" "Legajos de..." "Tablas de..." "Cartas de..." o de otras maneras. Incluso posteriormente ha habido libros que se han llamado libro becerro, de tal o cual contenido o lugar, solo por su importancia y tener supuestamente becerro en su hechura, aunque solo fuera en las tapas. No siendo religiosos, ni de nobleza, ni siendo asientos propietarios. Ejemplo, el Libro Becerro de Cáceres:
    http://www.20minutos.es/noticia/1836075/0/

    ResponderEliminar
  4. Me gustaría compartir con vosotros este enlace sobre el libro becerro del VI Conde de Benavente:

    http://masvalevolando.blogspot.com.es/2009/03/el-libro-becerro-del-vi-conde-de.html

    Explica las técnicas de encuadernación de la época y, además, hay un pequeño "premio" para los heraldistas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. ¿No debiera ser "sumados de una corona de Rey de Armas española", considerando que has tratado antes en el blog que las coronas de los reyes de armas o de la heráldica no son iguales en todos lados?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El señor Padilla es español, por tanto no hace falta especificar que la corona de Rey de Armas es la española.

      Se sobreentiende que todo lo que aparece en un escudo está relacionado con el sistema heráldico tradicional del lugar del portador de las armas.

      Eliminar

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.