23 de septiembre de 2016

Abadía de la Virgen de Guadalupe

mediados de julio recibí una petición de parte de un sacerdote de Estados Unidos. No era el primer pedido que realizaba para él, de hecho ya van unos cuantos. Anteriormente ha preferido discreción pero esta vez tengo permiso para publicar el nuevo escudo de armas.

Entrada a la abadía de Nuestra Señora de Guadalupe.
La petición era la de diseñar el escudo de armas de la abadía de Nuestra Señora de Guadalupe (ENG  Our Lady of Guadalupe Abbey ) situada en un pueblo llamado Pecos, en Nuevo México. Este es el blasón del escudo de armas:
Argent between two olive branches Vert fructed Sable a trimount issuant in base Vert surmounted by a Latin cross Gules; in chief three roses in fess Gules.
Traducción:
De plata, un monte de tres peñas de sinople cruzado de gules acompañado de dos ramas de olivo de sinople frutados de sable y en jefe, tres rosas de gules colocadas en faja.
Emblema heráldico de la abadía de Nuestra Señora de Guadalupe, De plata, un monte de tres peñas de sinople cruzado de gules acompañado de dos ramas de olivo de sinople frutados de sable y en jefe, tres rosas de gules colocadas en faja.
La propuesta debía representar a la abadía, evidentemente. Esta abadía es un monasterio miembro de los olivetanos, dentro de la orden de San Benito. El monte de sinople con la cruz de gules representa a los benedictinos. Las ramas de olivo a los olivetanos y las tres rosas a la virgen de Guadalupe, por aquello del milagro de las rosas. Si os interesa más buscar "Milagro de las rosas" en Wikipedia. Les gustó y han adoptado estas armas.

En los escudos de armas de las instituciones religiosas hay costumbre de utilizar timbres o adornos representativos de los prelados de aquella institución. La costumbre no es obligación y es posible, aunque eso no signifique recomendable, colocar tales insignias. 

En el caso de las abadías se puede colocar sobre el escudo una mitra y un báculo apropiado. Este es el escudo con sus ornamentos:

Emblema heráldico de la abadía de Nuestra Señora de Guadalupe, De plata, un monte de tres peñas de sinople cruzado de gules acompañado de dos ramas de olivo de sinople frutados de sable y en jefe, tres rosas de gules colocadas en faja.
Es más vistoso. Cada uno que decida si el gusta más la versión rasa o con ornamentos. Las mitras se representan forradas de gules y con sus ínfulas que son de plata u oro o de plata y oro y también forradas de gules.

Entradas relacionadas
  1. Nuevo repostero para el Santuario do Faro.
  2. Dominicos.
  3. Los mercedarios.
Ir a...

9 comentarios:

  1. Hola Xavi:
    Encontré un término curioso “empietando” la única mención que conozco es en el escudo de Clemente IV:
    De plata, un águila de gules empietando un dragón de sinople.
    ¿Conoces otro ejemplo?
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos ejemplos. El más conocido el escudo de armas del primer imperio francés.

      Quizá te interese esta entrada para conocer la traducción del término en otros idiomas: http://dibujoheraldico.blogspot.com.es/2015/05/empietando-o-aferrado.html

      Eliminar
    2. Y siguiendo con este tema, aunque nada tenga que ver con la entrada del día, ¿el ave ha de usar las dos garras o con una sola sirve el término "empietando" o "aferrado"?

      Gràcies!

      Eliminar
    3. La descripció d'aferrant parla d'ambdues garres. Ara bé, sempre pots dir que està aferrant amb la garra sinistra o destra.

      Eliminar
    4. I sí, tens tota la raó. Aquesta conversa no té res a veure amb el tema de l'entrada. :(

      Eliminar
    5. Gràcies per haver atés la meua pregunta amablement.

      Salutacions.

      Eliminar
  2. Ha quedado muy bien, aunque los adornos me chirrían un poco por su asimetría, pero serán manías mías

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno no es del todo asimetrico las infulas y el paño del baculo se complementan entre si.
      Además no es la unica forma de representarlo se puede poner la mitra mas al centro y sus infulas a ambos lados.

      Eliminar

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.