13 de diciembre de 2011

Formas de la heráldica eclesiástica

A INICIÉ en su día las entradas correspondientes a las formas asociadas a lugares, que aunque sea conveniente seguirlas y utilizarlas, no implica que sea necesario al 100%, ya que lo que cuenta es el blasón, no la boca del escudo. En esta entrada quería dibujar unas cuantas formas de escudos pero pensando en los escudos eclesiásticos. Por normal general el blasón eclesiástico tiene la forma ovalada, que denota el orden sacro.

Escudo ovalado.
Aunque esta norma no es muy seguida, y los escudos eclesiásticos acaban siendo como las armas gentilicias normales, adoptando las formas asociadas a los diversos lugares.

Escudo cuadrilongo apuntado.

Escudo cuadrilongo con base redondeada y punta.
Escudo cuadrilongo con punta redonda.
Es también muy usual encontrarse con escudos eclesiásticos con formas originarias de Italia, de origen renacentista que rápidamente se extendieron por el resto de Europa. Destacan por tener ángulos curvoconcávos por toda la forma exterior. Son conocidos como los cabeza de caballo o cabeza de buey, por la similitud del contorno con las cabezas de estos bóvidos.

La forma que ahora esta de moda dentro del mundo de la heráldica eclesiástica es la llamada en forma de cáliz, que se pueden ver en el escudo de armas del actual papa, Benedicto XVI.

Escudo con forma de cáliz.
Entradas relacionadas
  1. Escudo de armas femenino.
  2. Formas asociadas a lugares (I).
  3. Formas asociadas a lugares (II).
Ir a...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.