27 de octubre de 2016

Abades con capelo blanco

UNQUE estamos inmersos en una serie seguida de entradas sobre la heráldica eclesiástica anglicana, eso sí, alternada con otros temas, hoy volveré a la iglesia católica para mostraros una excepción. Hemos visto ya el timbre heráldico utilizado por los abades en la iglesia católica, al menos dos casos distintos, hoy la excepción.

Primero un breve repaso. Casi mejor que lo explique con imágenes. Me centraré en los capelos ya vistos aquí, sin el báculo acolado, en este plúmbeo blog:
  • Abad:

Los abades usan un capelo, cordones y borlas negras (sable). Utilizan seis borlas por banda.
  • Abad nullius:

Utilizan la misma disposición que un abad "normal" pero todo en color verde (sinople).

Ahora viene la novedad en este blog. Existen una serie de abades que utilizan una vestimenta totalmente blanca. En ese caso los abades timbraran su emblema heráldico con un capelo como los aquí vistos pero de color blanco (metal plata).
  • Abades con hábito totalmente blanco:

Como el resto de abades utilizan seis borlas por bandas dispuestas en 1:2:3. La diferencia es el color, en heráldica llamado esmalte, para los cordones, capelo y borlas. El timbre heráldico se asemeja a su hábito y utilizan el blanco en lugar del negro habitual o el verde.

Como veis en la representación he dejado bastante espacio entre la parte superior del escudo y el capelo. El motivo es que ahí va acolado el típico báculo de oro con el sudario de plata.

Entradas relacionadas
  1. Timbres para abades.
  2. Timbres para abades nullius.
  3. Timbre para los sacerdotes romanos.
Ir a...

3 comentarios:

  1. Me agrada que ahora pareces usar un diseño mas compacto, ademas de ancho, de las cuerdas respecto al escudo me da la impresion de darle mayor protagonismo al escudo al verse de mayor tamaño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para gustos colores. El otro lo dibujé hace años y he ido variando el estilo.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.