23 de noviembre de 2011

No lo es.

OY hace un mes del mortal accidente de Marco Simoncelli en el circuito de Sepang. Este piloto italiano nació en Cattolica, provincia de Rimini y falleció en una brutal colisión después de perder el control de su moto de carreras mientras viraba y al de ser envestido por detrás por otro piloto que nada pudo hacer para esquivarle.

El escudo de armas de Cattolica (ITA stemma di Cattolica) que dicen que tienen es:

Stemma di Cattolica
Esta bonita postal pretende seguir la siguiente descripción:
Un campo di cielo, con la campagna rappresentante una marina corsa da due navi, sormontata dalla figura della Religione, vestita di bianco e di rosso, con la fiammella sul capo tenente con la destra le tavole del decalogo, con la sinistra il libro degli evangeli, il tutto al naturale. Lo scudo sarà cimato da un cerchio di muro d'oro, parto di quattro porte, sormontato da otto merli dello stesso, uniti da muricciuoli d'argento e posto tra due rami, a destra di alloro, a sinistra di quercia divergenti e decussati sotto la punta dello stesso scudo.
Es que no voy ni a perder tiempo en traducirlo. Eso no es un escudo. El cielo no es ningún esmalte, no se reproducen paisajes en heráldica, las figuras humanas son concesiones muy especiales, para representar un santo, mejor utilizar sus atributos hagiográficos. Por ahí en medio va y dice que todo va al natural. Eso no es un escudo, es una postal. Digamos que el escudo de armas de Cattolica, no es demasiado "católico", desde el punto de vista heráldico.
Nada tiene que ver esta representación artística con el noble arte de la heráldica. No me cabe lugar a dudas en decir que este dibujo es mucho más costoso de realizar que un escudo correcto, pero es que la heráldica es así, solo tiene siete tonalidades que llamaron esmaltes, se pueden combinar entre ellas de una forma específica.

Paleta de tonalidades cromáticas posibles para los esmaltes heráldicos.

Las figuras deben ser lo más simples posibles.

De azur, un sol de oro. La figura se representa lo más sencilla posible.
Las figuras humanas son concesiones extrañas, no habituales.
Escudo de Folgueroles. El creciente y la flor de lis representan a la Virgen María.
No se representan paisajes, ni se da efectos de profundidad. Las representaciones heráldicas son planas.

Representación heráldica de un mar agitado. La representación es plana.

Los colores son lisos, los degradados o gradientes o usos de diferentes tonalidades para representar un esmalte no es técnicamente correcto.

Una única tonalidad cromática por cada esmalte. Sin degradados o gradientes, ni efectos de sombra con tonalidades más oscuras.
Entradas relacionadas
  1. No lo es (II).
  2. Heráldica de viñetas.
  3. Armas a inquirir.
  4. El fraude heráldico.
  5. Quiero y no puedo.
  6. La heráldica no es una ciencia exacta.
Ir a...

13 comentarios:

  1. Si esto no es un escudo, que queda para el que ostenta Mons. Raúl Berzosa Martínez, Obispo de Ciudad Rodrigo. Es una insulto a esta ciencia y más de un prelado.

    ResponderEliminar
  2. Pues no tengo el gusto (o disgusto) de conocer ese escudo.

    ResponderEliminar
  3. Recomiendo que no lo conozca pero aquí esta:
    rolandodeynigo.blogspot.com/2011/11/raul-berzosa-cristiano-obispo.html?m=1

    ResponderEliminar
  4. blogdeheraldica.blogspot.com/2011/09/armas-episcopales.html

    ResponderEliminar
  5. ¡Ah! el escudo de la galleta Maria, encontrado por el "barón de Sórvigo". Otro despropósito heráldico fruto de la ignorancia.

    ResponderEliminar
  6. No dudo que estas reglas que ustedes exponen aquí estén bien documentadas, pero su aplicación en mi opinión resulta en un diseño heráldico aburrido y monótono en extremo (no hay más que ver los escudos que aparecen en este sitio) Una mayor libertad representativa y sobre todo una variedad más amplia en los esmaltes y en su regla de uso con los metales es más que deseable. Todo no es tradición y si ésta se sigue con demasiado rigor el arte acaba muriendo. En otros países (afortunadamente) no se siguen las normas aquí expuestas de un modo riguroso,y me temo que esto no está mal en absoluto. Proclamar que la heráldica no es una ciencia exacta y después tratar de encerrarla en unos esquemas tan estrechos es una contradicción. Por otro lado, y hoy en día sobre todo, cada persona tiene el derecho legítimo de crear y diseñar aquellos símbolos que representan a su familia del modo que consideren más conveniente sin tener que observar una reglas que, por su rigidez son tan defendidas en España. Lo que ustedes llaman ignorancia (que ciertamente existe) es muchas veces, la negación de unas reglas que, en un asunto como éste, francamente no vienen ni a cuento.
    Felicidades por su página y saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor Baute, no se como tomarme sus felicitaciones después de decir que mis diseños son monótomos y aburridos. Si a mi se me acudiera criticar la obra de alguien no le felicitaría por ello.

      Eliminar
  7. Simplemente, si un escudo de armas no sigue las reglas de la heráldica deja de ser un escudo de armas... Y pasa a ser un dibujo,más o menos bello, pero un dibujo al fin y al cabo... Me parece que este es un ejemplo,señor baute, de confundir libertad con libertinaje...

    ResponderEliminar
  8. No me refiero a los diseños propios de usted sino al diseño general que se sigue en la heráldica ya establecida para apellidos, localidades, etc.
    Señor Shigaya, que la heráldica haya de observar reglas, sino acabarían admitiéndose postales,y tampoco es eso, no significa que éstas deban ser tan restrictivas. De hecho, algunas normas se infringen más por necesidad de ampliar las posibilidades identificadoras que por ganas de
    incordiar. Yo soy conocedor de la heráldica japonesa, más por casualidad de la profesión que otra cosa, y aunque se trata de una concepción diferente de dicho arte, es un buen ejemplo de flexibilidad normativa con buenos resultados.
    Estoy de acuerdo con que a veces se exponen como modelos heráldicos diseños que se salen por completo de unas premisas básicas, de hecho he visitado muchas veces ésta página y estoy de acuerdo con muchas cosas. Pero la opinión del señor Shigaya me parece radical, además, esta persona no me conoce lo suficiente como para decir que yo confundo nada,su comentario ha sido del todo inapropiado.
    Por lo demás, señor García, no me cabe duda de que es usted un excelente diseñador, lo que no tiene nada que ver con mi opinión de que las normas heráldicas deberían ser menos estrictas. Son asuntos diferentes. De hecho creo que usted mismo haría trabajos muy buenos si las posibilidades del diseño heráldico fueran mayores.
    Pero en fin, cuando se tiene una página en internet se tiene que estar dispuesto a admitir las opiniones en discrepancia sin ofenderse por ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no diría ofendido, si no sorprendido. Dice que a visitado mi página varias veces, lástima que no haya visitado ninguna de las entradas donde recuerdo que no existe la heráldica de los apellidos.

      Yo concuerdo con la señora que se hace llamar Shigaya. Si un emblema no sigue las reglas de la heráldica no es un escudo de armas. Me siento muy cómodo con las reglas de la heráldica y dentro de ellas tengo la libertad que quiero. Las reglas tiene su motivo y ya han sido explicadas en este blog.

      Eliminar
    2. Si afirmación de que no existe la heraldica del los apellidos es del todo inexacta. Existe la heraldica del linaje, el cuál contiene apellido, es distinto el patronímico generado por los apellidos comunes sin genealogía estudiada. Pero no me preocupo en explicarle esto a usted, que se ha creído un experto incontestable. Usted sabe diseñar, pero es penoso su conocimiento de la heráldica.Es el colmo que usted pretenda dejarme como ignorante sin saber nada de mí.
      Usted si que insulta y falta al respeto simplemente porque le contradicen, es usted un prepotente insoportable y dejo esta absurda conversación con la clara intención de desaconsejar al mayor número posible de internautas esta página poco creíble y, sobre todo, que falta al respeto,porque su autor se siente seguro porque puede insultar a otras personas sin tenerlas delante en viva presencia. De no ser así no se atrevería. Lo dicho, me han preguntado mis alumnos como profesor en Tenerife sobre esta página, ahora ya sé lo que decirles.
      Hasta nunca y aprenda educación de una vez.

      Eliminar
    3. En ningún momento he dicho que usted sea un ignorante, esa es su interpretación. Yo cumplo con mi deber de recordar que la heráldica no es de los apellidos siempre que puedo.

      Tampoco le he faltado al respeto. Vuelva a leer mis comentarios si hace falta, porque creo que se ha acalorado por nada. También creo que su respuesta a Shigaya es desproporcionada.

      Dice que me creo un experto incontestable. ¡Para nada!. Usted si que habla de mi persona sin conocerme. Yo no lo he hecho.

      En cambio usted si que me ha faltado al respeto en este último comentario. Además de insultarme diciéndome nada más y nada menos que "prepotente insoportable". Busque algo parecido en mis comentarios y verá que no hay nada tan soez. ¿Soy yo el que no tolera la discrepancia?.

      Mis palabras, las aquí escritas, se las podría haber dicho perfectamente a la cara, ya que son las que aprendí durante mi educación, que es lo mismo que decir durante mi vida.

      Eliminar
    4. Me parece que este tocayo mío ha "entrado como un elefante en una cacharrería", y lo peor, sospecho que con poco a nulo conocimiento de esta ciencia, porque precisamente lo que denota poco conocimiento de algo es decir que se sabe de ello, pero no aportar argumentos que lo demuestren.

      Saludos cordiales.

      Eliminar

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.