26 de noviembre de 2011

Caballeros de la Mesa Redonda (IV) y los escudos lisos

AMOS de vuelta con los legendarios Caballeros de la Mesa Redonda. En esta entrada veremos cinco escudos de armas especiales, y es que son escudos lisos, o sea, sin ninguna carga encima.

Recordar la entrada en su día sobre los escudos lisos, con varios ejemplos reales.

  • Agricor, el Gigante Hermoso.
Escudo liso de armiños.
Escudo de armas de Agricor, el Gigante Hermoso. Escudo liso de armiños.
Os sugiero visitar la entrada sobre los armiños para ver otros diseños válidos. Recordar que en Francia, existe un escudo igual: el del duque de la Bretaña.
  • Brunor, el Caballero sin Miedo. Padre de Brunor el Negro y de Dinadar. Si entre los demás caballeros le llamaban "el Caballero sin Miedo", sería porque estaría más loco que una cabra montesa, digo yo.
Escudo liso de plata.
Escudo de armas de Brunor, el Caballero sin Miedo. Escudo liso de plata.
  • Damatha.
Escudo liso de veros.
Escudo de armas de Damatha. Escudo liso de veros.
Os recomiendo volver a visitar las entradas sobre los veros, los verados, y los veros y verados antiguos. Este escudo es el mismo que lució Renaud de Vichiers, decimonoveno Gran Maestre de la Orden del Temple.
  • Guiron, el Cortés.
Escudo liso de oro.
Escudo de armas de Guiron, el Cortés. Escudo liso de oro.
Recordar por la entrada anterior sobre escudos lisos que existe un linaje polaco, llamado Bandinello, que portaba un escudo liso de oro.
  • Méliadus de Léonois
Escudo liso de sinople.
Escudo de armas de Méliadus de Léonois. Escudo liso de sinople.
En el folio 121v del Armorial de Gelre aparece un escudo liso de sinople, si bien también dice que está inacabado y no dice a quien pertenecía.

Entradas relacionadas
  1. El escudo liso.
  2. Caballeros de la Mesa Redonda (I).
  3. Caballeros de la Mesa Redonda (II) y las brisuras.
  4. Caballeros de la Mesa Redonda (III).
  5. Caballeros de la Mesa Redonda (V), piezas de primer orden. 
  6. Caballeros de la Mesa Redonda (VI), piezas de primer orden.   
  7. Caballeros de la Mesa Redonda (VII) y los dragones. 
Ir a...