29 de abril de 2016

Re: Infamia (I)

ESPUÉS de unos días de reflexión, hablo de la entrada publicada hace unos días titulada Infamia (I), algunos de vosotros habéis votado o dada vuestra opinión. Según el parecer mayoritario, el peor de los escudos allí mostrados fue el del municipio bosnio de Crne Lokve.


Don Jaime Barros, alias Filupa, desde Chile y mediante el correo asociado a este plúmbeo blog, me escribió lo que ahora expongo:
Debo comentaros que ha sido de mucho agrado leer el artículo llamado Infamia (I), incluso los comentarios captaron mi atención, quisiera indicaros también que tomé como desafío lo acotado por el usuario Soliloco, el que proponía el blasonar estos emblemas.

En un rato de ocio intenté hacer el ejercicio, y dada la gran cantida de votos por Crne Lokve decidí partir con éste (a pesar que me sigue desagradando más Cintalapa), para ello hice previamente el ejercicio de heraldizarlo emulando la línea de los artículos llamados "Jugando con...".
Me expuso a continuación dos consultas. Comentadas las consultas, en otro correo posterior, contestó al desafío de Soliloco y adjuntó un blasón y además una representación propia del blasón:
Escudo Cortado, sobre la partición una burela de sable, 1ero de gules una Cruz del Calvario de sable y un escudete jaquelado de 30 piezas de gules y plata, ribeteado de oro, puestas en faja; 2ro de azur, dos fuentes puestas en faja.
Una de las consultas es si se podía blasonar la burela antes de describir cada cuartel. Mi respuesta fue la siguiente:
Puedes blasonar como quieras mientras que se entienda.
¿Se entiende el blasón de don Jaime? pues sí, cualquier heraldista sabría interpretarlo. Sin pretensión alguna de ofender a nadie reescribo el blasón:
Escudo cortado: 1º de gules, una Cruz del Calvario de sable y un escudete jaquelado de gules y plata de treinta escaques ribeteado de oro colocados en faja; 2º de azur, dos fuentes colocadas en faja; brochante sobre la partición, una burela de sable.
Y esta es la representación de don Jaime de su blasón propuesto:


Muchísimo mejor, ¿verdad? Alguien dirá que el sable es un color y el campo también es de color. En ese caso recordad que el sable a veces se considera un esmalte neutro y válido para poder ser combinado con colores o metales. 

¿Porqué las diferencias en el blasón? en su día expliqué la diferencia entre poner y colocar. Para especificar la posición entre una carga respecto a otro utilizaremos el verbo colocar. Sobre el orden al blasonar, la costumbre es blasonar de izquierda a derecha, de arriba a abajo y de los más al fondo hasta lo más cercano. La burela está sobre la partición, por tanto lo normal es blasonarlo después. Repito, el blasón aportado por don Jaime Filupa se entiende y utiliza un lenguaje apropiado desde el punto de vista heráldico.

Particularmente lo único que no estoy de acuerdo es el ribeteado o fileteado del escudete. Yo la hubiera eliminado.

¡Muchas grácias don Jaime!

Entradas relacionadas
  1. Infamia (I).
  2. Andorra.
  3. Enfiladas.
Ir a...