26 de noviembre de 2016

Zapato

AS cosas van envejeciéndose con el tiempo, todo menos aquella medusa inmortal. Hace unos años cuando caminaba por la calle con los zapatos de vestir notaba que el frío calaba en mi por abajo desde los pies y desde ahí iba subiendo. También notaba el frío por las orejas cosa que me iba congelando el cerebro poco a poco.

Un gorro y una bufanda o Darth Vader.
Tomé una decisión. A la mierda los zapatos de vestir, me compré calzado para hacer ruta de Meindl, una bufanda y un gorro de lana. No iba tan elegante pero no pasé frío e iba mucho más a gusto.

Con el paso del tiempo los zapatos envejecieron aunque seguían haciendo su función: proteger a mis pies del frío. Paseando por a tomar por culo se engancho la suela con un clavo a media asta en el suelo. ¿Qué hacía allí ese clavo a medio clavar? nada bueno. Fue una sensación desagradable. Primero sentí el tirón, segundo un sonido extraño y finalmente el contacto del suelo mojado junto a unas desagradables piedrecitas punzantes tocando mi tierno pie ahora únicamente protegido por un calcetín.

Hay humanos que van por ahí descalzos. Humanos tribales perdidos el algún rincón del mundo con los pies curtidos pero la mayoría de la humanidad tenemos los pies tiernecitos y estamos acostumbrados a usar calzado. Los zapatos son importantes para nuestro modo de vida.

Los zapatos también aparecen como figura heráldica. De hecho ya sabéis que todo es susceptible de ser usado como carga heráldica. La costumbre es representar a los zapatos al estilo medieval, como el calzado que se utilizaba antes y también puede llamarse zapata. Es como un botín más o menos. El zapato o zapata se representa alto y con una abertura. Os dejo una muestra:
De gules, un zapato de plata.
De gules, un zapato de plata.
El retorno a casa fue como ver a un presidente de España hablando en inglés. Doloroso para uno y descojonante para los demás (como hablo del zapato iba a mencionar a Zapatero, pero es que Rajoy no se queda atrás).

Entradas relacionadas
  1. Abarcas.
  2. Fasces.
  3. Esportillas.
Ir a...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.