5 de noviembre de 2016

Aplicación de la primera regla de la heráldica

N par de entradas atrás, una sobre el escudo de armas de Eric el Caballero en el universo de Dragrones y Mazmorras, concluí citando a la primera regla de la heráldica, aquella que nos asegura la correcta distinción de las cargas sobre el campo: 
Personalmente creo que quizá hubiera sido más propio de la heráldica poner una cabeza de águila sin contornar. Al menos este escudo respeta la primera regla de la heráldica y es perfectamente blasonable.
Aquellos que inexplicablemente siguen este plúmbeo blog saben de sobra que es la primera regla de la heráldica: la de no poner encima de un campo de metal una carga de metal y no poner encima de un campo de color una carga de color. A estos queridos lectores de poco les va a servir lo que ahora viene. Esta entrada está pensada para nuevos lectores de reciente incorporación.

Sobre como combinar, y ahora no penséis en gin tonics que estamos hablando de los esmaltes heráldicos, se considera una combinación correcta:
  • Neutro o metal con neutro o color.
  • Neutro o color con neutro o metal.
  • Neutro con neutro
Entederemos como neutro aquel grupo de esmaltes considerados como forros y a las combinaciones que actúan como ellos. Dependiendo de la tradición de cada uno también podemos considerar neutros a los colores sables y púrpura.

No es correcto:
  • Metal con metal.
  • Color con color.
Las excepciones a la regla se refieren a detalles de cargas, como una figura donde un león de color vaya también armado de color, por ejemplo.

Tal y como dije en el primer parágrafo la finalidad de esta regla es la correcta identificación de un escudo de armas, una identificación posible por el contraste producido entre el grupo de los metales y el grupo de los colores. 

¿A qué viene este rollo teórico? primera: recordad que este blog es plúmbeo, tedioso, aburrido, etc. segunda: la regla se puede aplicar perfectamente a cualquier medio de comunicación gráfico o cualquier otro tipo de emblema, ya sea logotipo, bandera, rótulo, cartél, etc.

Mirad estos carteles:


La dama lleva un cartél blanco (grupo de los metales) con palabras que pudiéramos considerar del grupo de los colores: negro, púrpura y verde. La flecha también es negra, que contrasta bien con el blanco.

La flecha apunta a un caballero que también porta un cartel. Este cartel tiene el fondo negro, que lo consideraremos como un color. En este cartel podemos observar palabras las cuales están representadas mediante el blanco y el amarillo, que en heráldica corresponden al grupo de los metales. Esa combinación de color con con metal nos permite leer con facilidad el texto. En cambio, al final del cartel hay palabras en rojo, que lo consideramos color, y cuesta entender lo que allí pone al no tener el contraste deseado. Este caso de color sobre color muestra a la perfección la finalidad de la primera regla de la heráldica, aplicable a cualquier medio de comunicación gráfico o emblema donde se usen distintas tonalidades cromáticas. 

He utilizado este ejemplo porque el día que lo vi por internet me partí el culo durante un buen rato. Y aún ahora cuando lo vuelvo a mirar me entra la risa tonta. El texto en rojo cita un pasaje de la biblia: LEVITICUS 18:22. Un pasaje que parece ser famoso. Mirad este vídeo:


Fragmento de la serie "El Ala Oeste de la Casablanca".

Es una escena de la serie "El ala oeste de la Casablanca" donde también se menciona ese pasaje, el Levítico 18:22, además de otros.

¿Os acordáis de aquellos textos con letras rojas y fondo negro que hace años acompañaban según que objetos? la finalidad era evitar la fotocopia, ya que al tener poco contraste la copia era totalmente negra.