19 de abril de 2013

Armas pontificias

ON sorpresa y un cierto rechazo observó la comunidad heráldica el flamante escudo de Benedicto XVI. Esta misma comunidad depositó su esperanza en el nuevo Papa Francisco, no hablo de fe, si no de heráldica. Otra vez, con un cierto rechazo y desilusión, volvieron a ver como un nuevo escudo papal no cumplía con la corrección esperada. Pero, ¿la comunidad heráldica tiene razón?

En varios comentarios de ilustres heraldistas, reconocidos en este mundillo, hacían comentarios tipo "Bruno Heim debe estar revolviéndose en su tumba". Bruno Bernard Heim era un experto heraldista eclesiástico. Diseñó los escudos de armas de cuatro papas y escribió, entre otros, el libro Heraldry in the Catholic Church. Y a este libro me voy a referir hoy.

Escudo de armas de León X, Clemente VII, Pío IV y León XI
Respecto a las normas que conciernen a las armas papales dice que son las que siguen:
  • El escudo contiene únicamente las armas familiares del Papa.
  • El escudo va ornamentado con las señales de dignidad de Papa: la tiara y las llaves.
  • La tiara va encima del escudo.
  • Las llaves, una de oro y la otra de plata, generalmente van atadas con una cuerda de gules (roja) y puestas en aspa, por encima o por detrás del escudo.
  • No se permite añadir otros ornamentos cualesquiera a las armas papales.
Comenta que la insignia papal es única, que la tradición heráldica ancestral de los papas no necesita una legislación ya que han actuado consistentemente preservando esta tradición durante más de cinco siglos. Comenta que la simplicidad de las armas son un ejemplo para los demás soberanos contemporáneos que sacrifican la simplicidad y armonía con multitud de ornamentos y complicados cuartelados. 

La comunidad heráldica se extrañó al ver el escudo de Benedicto XVI.

Escudo de armas de Benedicto XVI.
Este escudo contradecía las normas de Bruno Bernard Heim al no utilizar una tiara. Utilizaba una mitra en su lugar, aunque eso sí, a modo de imitación de una tiara. Además añadía un nuevo ornamento externo, el palio, cosa que en principio no está permitido.

Escudo de armas de Francisco.
El último papa tampoco utiliza un escudo del agrado de lo heraldistas puristas. Si bien eliminó el palio como nuevo ornamento, mantuvo una mitra en lugar de una tiara. Además estas armas llevan un lema, cosa que tampoco se contempla en las normas que comenta Heim para las armas pontificias.

Pero, ¿quién tiene razón?. El maestro Heim también dice que las normas antes descritas nunca han sido fijadas por ninguna ley. Remarca que no hace falta hacerlo ya que en más de cinco siglos todos han seguido esta tradición y que la heráldica eclesiástica no tiene lugar para la ostentación y extravagancia, ni la necesidad de una torpe acumulación de ornamentos externos u otros accesorios. Aún así, no está legislado o normalizado.

Es comprensible entonces que todo aquello que no está escrito informando que no se puede hacer, se pueda hacer. Además, dice que serán las armas familiares. Quizá esto tenía sentido antes, cuando los que llegaban a Papas eran de grandes familias nobles, con sus escudos de armas, pero ahora no tiene porqué ser así. De hecho ya no es así. El primer punto debería reescribirse para ser algo del tipo así:
  • El escudo contiene únicamente las armas familiares del Papa o las armas escogidas por el nuevo pontífice debiendo ser sencillas y sin particionar. 
En la reglas dice que la tiara va encima del escudo y que las llaves pueden ir encima del escudo o por detrás. Pero no queda claro que va más por encima, si las llaves o la tiara. Hay que especificar que la tiara es un timbre, por tanto es lo que va por encima.

Entradas relacionadas
  1. Las llaves de San Pedro.
  2. Escudo de León X.
  3. Escudos de Abades Nullius y prelados nullius.
Ir a...