10 de diciembre de 2015

Julio II

A Paz de Cristo, en latín Pax Christi. Pax Christi es un moviento católico de paz. Se originó en 1945 en Francia para lograr una reconciliación entre franceses y alemanes después de la SGM. Enemigos a muerte meses antes, pero ambos católicos mayoritariamente. Ahora ya es un movimiento internacional. No es un movimiento de adoctrinamiento cristiano católico, es un movimento que busca la paz que lucha contra la violencia, terrorismo, desigualdad y la inseguridad global.
En la actualidad parece normal, o al menos así me lo parece a mí, relacionar catolicismo con paz. Las palabras del Papa así lo demuestran y nunca le he escuchado negar a otras religiones. Pero esto no siempre fue así, eso ya todos lo sabemos.

Julio II.
Hoy os voy a presentar las armas del "Papa Guerrero".  Parece incongruente, ¿verdad? pues sí, a un papa de Roma le pusieron el sobrenombre del papa guerrero. Fue a Julio II. Le llamaron así por la intensa actividad política y militar de su papado. Precisamente un 10 de diciembre como el de hoy, pero de 1508, Julio II formó un acuerdo con Fernando el Católico, Luís XII de Francia y Maximiliano I de Austria para luchar contra la Serenísima República de Venecia. 

Julio II, el guerrero, era el sobrino del papa Sixto VI y ambos pertenecían a la familia della Rovere. Fue el papa nº 216 y estas son sus armas:
D'azzurro, alla pianta di rovere sradicata d'oro ai quattro rami passanti a doppia croce di S. Andrea con foglie e frutti del medesimo.
Traducción (no literal):
De azur, un roble de oro de cuatro ramas pasadas en aspa.
Escudo de Julio II. De azur, un roble de oro de cuatro ramas pasadas en aspa.
Se trata de armas parlantes. Un rovere es un roble de hojas grandes en italiano.

El papa este y otros de su época gastaban más tiempo maquinando contra sus enemigos que liderando una religión. Dicen que él que era maquiavélico y absolutista y que era enemigo acérrimo de la familia Borgia.
Guardia Suiza Pontificia.
Durante su papado se creó la Guardia Suiza Pontificia. Fruto de sus tejemanejes y para agradecer a Fernando el Católico su ayuda contra los franceses, Julio II redactó una bula para liberar a los navarreses de sus reyes y aceptando al primer rey que invadiera esas tierras. El Rey Católico con el ejercito preparado conquisto una parte de Navarra en dos meses y así pasó a manos de Fernando el Católico y posteriormente al Reino de España. Aunque la parte del norte, llamada Baja Navarra, no consiguió ser nunca conquistada y por eso ahora forma parte de Francia.

Entradas relacionadas
  1. Inocencio XI.
  2. Pío III (papa nº 215).
  3. León X (papa nº 217)
Ir a...