26 de mayo de 2017

Manchester


E nuevo unos terroristas en nombre de una religión han realizado uno de esos actos deleznables. Esta vez en la ciudad de Manchester, en una sala de conciertos donde abundaban menores de edad. Esa escoria de la humanidad ha vuelto a sembrar el caos. Este sinsentido atroz ha sido obra de un cabronazo nacido en el propio Manchester. Su nombre era Salman Abedi, musulmán de origen líbio pero repito, nacido y criado en el propio Manchester.

En honor al ciudad de Manchester hoy os presentaré su escudo de armas. Este es el blasón que he entrado para la ciudad de Manchester:
Gules three Bendlets enhanced Or a Chief Argent thereon on Waves of the Sea a Ship under sail proper.
Traducción:
De gules, tres cotizas de oro, el jefe de plata, un buque de vela en sus colores sostenido por un mar ondado.
Escudo de Manchester. De gules, una trina de oro puesta en banda; el jefe de plata, un buque de vela en sus colores sostenido por un mar ondado.
He representado únicamente el escudo raso, pero el escudo suele ir acompañado de soportes, cimera, lema y una base. A un lado usan como soporte un antílope heráldico y en la otra un león, ambos cargados de una rosa roja de los Lancaster. El timbre es sobre un burelete, un orbe terraqueo sembrado de abejas y por lema: Concilio Et Labore.

El campo de gules con las tres cotizas o trina son las armas de los antiguos señores de Manchester, señores del lugar antes del 1301. El jefe con el navío hace referencia a la creciente actividad económica y comercial de Manchester. 

Los soportes vienen del rey Enrique IV. Con el mundo que va encima con las abejas querían representar a la industrialización. De hecho la abeja obrera es usada como símbolo de la ciudad, incluso el Ayuntamiento de Manchester usa un mosaico con abejas en su suelo, no se si en todo o en una parte, pero allí está.

Para finalizar, un fuerte abrazo a los hermanos de Manchester.

Entradas relacionadas
  1. Londres
  2. París
  3. Niza
Ir a...

4 comentarios:

  1. Un abrazo a Mánchester, y rechazo a los criminales.

    ResponderEliminar
  2. Pones el dedo en la llaga con los autores.

    Los refugiados podrán tener problemáticas como el machismo, culturales, etc. (y algunas ONGs creo que deberían replantearse si es bueno insistir en meter a todos en Europa, donde hay cosas que no podemos permitir, o estarían mejor en un país musulmán, y no lo digo por ahorrar nada, que se les puede subvencionar igualmente la vivienda, alimentación, atención médica, etc. como de hecho se hace, sino por la felicidad suya y nuestra) pero lo que no son es terroristas.

    De hecho huyen de esos asesinos. Lo que me trae a la cabez el tema de los polacos de la SGM. Tal vez podríamos ayudarles y ayudarnos, aunque habría que hacerlo mejor que con Polonia, que acabó vendida a los soviéticos.

    ResponderEliminar
  3. Otra cosa (perdona que me extienda, el tema me preocupa y llevo tiempo trabajando en ello) es cierta en lo que dices. A menudo son gente nacida en occidente... pero siempre con conflictividad social y bajo nivel de preparación, tanto laboral como religiosa. En resumen: inadaptados y aculturizados. Daesh se aprovecha de esto, y les engaña haciéndoles ver una cultura que no es, junto a un sentimiento de pertenencia y redención.

    Aquí he hablado de esto, cuando salió el tema hace mucho. Los datos demuestran que demuestran que una buena colaboración es positiva. Allí donde existe, en Europa, no hay cuna para formar terroristas. España tiene una Constitución muy acertada en esto. El art. 16 (http://www.congreso.es/consti/constitucion/indice/titulos/articulos.jsp?ini=16&tipo=2) deja claro que es un país abierto a múltiples crencias y fomenta la colaboración con ellas. (que por cierto es lo opuesto a laico, que es lo que algunos quieren hacer creer). Me parece mucho más interesante que dejar que países religiosamente muy extremistas, impongan los imanes. La Conferencia Islámica aún es muy euroipeísta, estamos a tiempo de evitar un empeoramiento radical.

    ResponderEliminar
  4. Acabo, y perdona de nuevo.

    Por último, hay otra cosa para prevenir estos desastres. El Daesh ha declarado oficialmente una guerra, y hay víctimas. Tienen un territorio en el Cercano Oriente (para americanos, Medio Oriente) desde donde promueven estas cosas. Es hora de aceptar que hay una guerra, y que podemos vencerla si queremos. Obviamente, sin ese estado terrorista, lo tendrían mucho más difícil.

    Lo siento, me podría extender en datos pero no es lugar, he intentado condensar.

    ResponderEliminar

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.