9 de abril de 2016

Torrejón de Velasco

A combinación de gules con púrpura no me gusta. Lo insinué rotundamente hace un par o tres de días en la entrada donde presenté el escudo de armas municipal de Rubió. Oteando por encima un armorial municipal de Madrid me ha llamado la atención otro escudo que combina, con dos pelotas, el gules y el púrpura.

Foto de Torrejón de Velasco publicada en la versión digital de "El País".
Torrejón de Velasco es un muncipio madrileño limítrofe con la provincia de Toledo, en la comarca de La Sagra. Este es el escudo de armas de Torrejón de Velasco:
Escudo de gules, una torre de oro, aclarada de azur y mazonada de sable, bordura de púrpura cargada de cuatro trifolios de plata, colocados en jefe, punta y flancos. Al timbre, corona real de España.
Escudo de armas de Torrejón de Velasco. De gules, una torre de oro aclarada de azur, bordura de púrpura cargada de cuatro trifolios de plata, colocados en jefe, punta y flancos.
Otra vez con "corona real de España". Ya sabéis que mi opinión es que solo debería indicar que es una corona real, ya que es evidente de que un municipio español va a utilizar un diseño de corona de España. Ni de Francia, ni de Dinamarca o italiana, evidentemente de España. Según la web del Ayuntamiento el escudo está basado en otro documentado en el Archivo Histórico Nacional en un documento de 1876. Aquel escudo era completamente de púrpura y llevaba un escusón de gules.

Esta es una representanción del escudo publicada en la web del Ayuntamiento de Torrejón de Velasco:
Quería comentar el diseño del trifolio. El trifolio debería ser representado por tres hojas pero distribuidas en forma circular con 120º entre cada eje, así se ha hecho tradicionalmente.

Por cierto, al principio he dicho que "lo insinué rotundamente". Releyendo la entrada me pregunto, ¿se puede insinuar rotundamente? es un contrasentido. Si es de forma rotunda ya no puede ser una insinuación. Prefería comentar la expresión antes que cambiarla para invitaros a mi reflexión. Lo que sí que he editado posteriormente es "oteando" por "oteando por encima" ya que es otro contrasentido. Si se examina superfluamente, ya no puede ser otear. En fin, os pido disculpas por este juego con el lenguaje, pero es peor escuchar al líder del PSOE con sus "compañeros y compañeras" o "todos y todas",  "políticos y políticas", "trabajadores y trabajadoras" etc. Eso sí que me revienta.

Entradas relacionadas
  1. Escudo de Rubió.
  2. Madrid y Torrelodones.
  3. Escudo de la Diputación de Toledo.
Ir a...

23 comentarios:

  1. Sí, parece que cada vez castigan más a los hablantes y las hablantas del idioma español y de la lengua española.

    También me había fijado en que esa flor desconocida que ponen en su escudo en Torrejón de Velasco, se parece mucho a la que había en el Reino ese de las arandelas -como se llame- que nos pusiste hace poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Créeme que lo del abuso del idioma podría ser peor. En Chile, donde vivo, el hábito oficial es desdoblar CADA palabra, sin exceptuar ni los artículos. En una de mis monografías, tuve que escribir la frase «llegará un momento en que no quede ningún sewellino vivo». Pues bien, mientras Iglesias lo cambiaría a «ningún sewellino vivo o viva», nuestros políticos dirían «ningún o ninguna sewellino o sewellina vivo o viva».

      Semejante ejercicio de majadero abuso idiomático hace que quiera morderme mis propios testículos (y testículas).

      Eliminar
    2. Ja ja ja, se ríe uno por no llorar. Es para volverse loco o loca. Parece que en España ya se quiere imponer este uso, los políticos de alguna autonomía están dando instrucciones al respecto a los docentes. Ya iba mal la educación...

      No arreglarán así la situación de la mujer sino desarreglar el idioma, que hacen día a día más discriminatorio, más excluyente en vez de incluyente, y menos útil.

      Antes había un género masculino habitualmente inclusivo, otro femenino que solía ser exclusivo, y uno neutro a veces confundido con el primero por ser inclusivo. Los políticos, como siempre creando problemas que distraigan su incapacidad de crear soluciones, están logrando imponer un nuevo género en los hablantes: el género tonto.

      Todo esto no hace sino denunciar una "nueva" forma de entender la política, que empuja ahora con más fuerza. No es entender que un político ha de procurar la felicidad y realización de sus ciudadanos como son, con las variadas características culturales y tradiciones que tengan, siempre que no impliquen violación de los derechos de otros. Es "diseñar" un tipo ejemplar, naturalmente basado en sus propias creencias particulares, y tratar de hacer entrar a la mayoría en el molde.

      Lo llaman "labor didáctica" de la política, cuando la didáctica que les pedíamos era otra: que nos hablaran como a adultos, sobre realidades, propuestas y consecuencias, con números reales, en vez de discursos rancios sobre ideologías desdibujadas por el tiempo, como si fuéramos niños que no entenderían los complicados problemas de su trabajo. En esto no cederán.

      Perdona el rollo. Para compensar otro ironía: Estoy desando el día en el que algunos de ellos se apliquen su medicina, devolviendo el sentido etimológico a la emblemática consigna:

      PROLETARIOS Y PROLETARIAS DEL MUNDO ¡UNÍOS!

      Eliminar
    3. Pues sí, hemos de unirnos y luchar.

      ♫ Lucharemos todos y todas juntos y juntas, todos y todas juntos y juntas en unión y uniona,
      Defendiendo el y la bandero y bandera de... ♪ ¿cómo seguía esto y esta? ¡Socorro y socorra!

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. ♫ Agrupéeee monos y monas, todos y todas, en la luuuucha finaaal ♪...

      Eliminar
    6. ¿"La lucha final"? ¡Qué vergüenza y vergüenzo! Será "en la y el lucha y lucho final y finalo". ಠ_ಠ

      Eliminar
    7. ♫ Cara y caro al Sol y a la Sola con el camiso y camisa nuevo y nueva / que tú tejiste en rojo y en roja ayer... ♫

      Eliminar
    8. Las y los canciones y cancionos no son nada y nado - esperad a ver los y las blasones y blasonas de escudos y escudas de armas y armos, con cosas y cosos como "de oro y ora, cuatro palos y palas de gules y gulas" (menos mal que no hay elementos de plata y plato, o ahí nos veríamos obligados a añadir tenedores y tenedoras y cuchillos y cuchillas).

      Eliminar
    9. Imagínese el Quijote y la Quijota o el Biblio y la Biblia.

      Eliminar
    10. Y cuando hablemos de grandes extensiones de mar rodeadas mas no encerradas por tierra, deberemos decir "los golfos y las golfas".

      Eliminar
    11. Miguel, como vive fuera puede que no se enterara, pero algún político se descuelga de vez en cuando con un "miembros y miembras". Parece que nuestros hombres públicos y nuestras muj... eeeh... quiero decir que son un poco cabras o un poco cab... ¡Oh! Lo dejo.

      Eliminar
    12. En Venezuela, distintos dirigentes del partido totalitario en el poder han dicho brutalidades como "atletos" y "periodistos".

      Por acá, en cambio... desde hace mucho, cuando en un ambiente informal debo dirigirme a un grupo de personas, acostumbro empezar con "Jóvenes". Cuando empezaron con la idiotez del desdoblamiento de sexos, yo cambié lo de "jóvenes" por "jóvenes y jóvenas", dejando en claro que estaba siendo irónico... y ahora vivo con miedo de escuchar a alguien diciéndolo en serio.

      Eliminar
    13. Lo de ‘jóvenas’ a pasado en España varias veces. Una de ellas, la exmujer del expresidente González, si no me equivoco, y la otra Xavi Domènech, líder de la confluencia catalana de Podemos.

      Eliminar
    14. Esto de "jóvenas" anuncia un inminente "adolescentas", como cuando hablan de quien preside, que si es mujer algunos ya llaman "presidenta". Me parece un enorme sinsentido. Lo siento, ya dije que me reía por no llorar y estas cosas en el fondo me entristecen y no por solo el asunto en sí.

      Es el esfuerzo que gastan, suyo y nuestro, mientras la justicia social, las condiciones laborales, la vivienda, la prevención de las crisis económicas, y asuntos que antaño nos motivaban, quedan siempre relegados. Saben que estas estupideces y otras más peligrosas son inadmisibles y no lo merecen -sobre todo y mucho más importante: que no las queremos- pero las condicionan a lo que necesitamos, de forma que lo crucial nunca llega.

      Vamos al tercer mundo, que es el viaje de todo país cuando la mayoría no puede contribuir, ni por capacidad ni por economía. En vez de buscar acuerdos de futuro sobre mayorías que están claras, por encuestas y por voto, nos tienen abrumados luchando contra imbecilidades.

      Todos "juegan" a por todas, porque ninguno arriesga lo suyo. Ni unos ni otros se apean, poniéndonos en renunciar a unas u otras de nuestras reclamaciones, y nosotros... bueno, me voy a callar, que al fin y al cabo este es un buen blog sobre heráldica y no es la cuestión.

      Eliminar
  2. Bueno en defensa de este escudo, hay que admitir que es mil veces mejor combinar un campo de gules con una bordura purpura, siendo una partición en este caso, que la combinación de Rubio de campo purpura y mueble de gules, hasta en lo feo hay categoría.

    ResponderEliminar
  3. Me pregunto si habría sido mejor los esmaltes del campo y la carga (de oro, torre de gules), pero en ese caso el aclarado de azur también requeriría una revisión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que la torre hace alusión a Castilla, así porque no mejor cambiar invertir los colores de la bordura o pasar el oro y azur a esta.

      Eliminar
  4. Ahora en las escuelas de Andalucía ya no se habla de ‘andaluces’, se habla de ‘pueblo andaluz’. Tampoco dejan decir ‘alumnos’, ahora se llama ‘alumnado’.

    ResponderEliminar
  5. Suelo leer diariamente este "plúmbeo" (y plúmbea) blog, y pocas veces me detengo en comentarios o cuando tengo tiempo como hoy reviso las discusiones pasadas.

    Agredezco el buen momento de lectura y referente al tópico tratado debo decir que me molesta que hablen de "la presidenta" en Chile, yo no voy al dentisto ni llevo a mi abuelo al geriatro.

    Saludos

    ResponderEliminar

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.