19 de mayo de 2016

San Juan de la Nava

EDIANTE una forma inusual me llegó un mensaje sobre la aprobación de  un nuevo escudo de armas. Las noticias sobre heráldica son bienvenidas en este plúmbeo blog, otra cosa es el trato que se le va a dar. La de hoy es una noticia heráldica que no es buena.

Mendiante Twitter me informaron de la publicación en el BOCYL de un nuevo escudo de armas, el escudo de armas municipal de San Juan de la Nava, en Ávila.
Escudo partido. Primero de sinople con el mapa del término municipal de oro. Segundo, de plata con el Rollo señorial en oro. Entado en jefe de azur con el escudo de las Armas Reales abreviadas (partido de Castilla y León y sostenido por un león del que se muestran cabeza, garras delanteras y cola), con la cartela en que se lee «Reynando Carlos III se yzo esta obra a espensas de los Propios desta Vylla, año MDCCLXXX»; y todo ello puesto bajo el frontispicio neoherreriano de la Casa Consistorial, con su reloj y campanil, todo de plata. Rodea la punta una cinta amarilla con el nombre del Municipio: «San Juan de la Nava», escrito en letras negras. Timbrado de la Corona Real española.
Representación del escudo publicada aquí.
En estos casos, cuando veo aquello de Corona Real española, suelo comentar que lo de española sobra, ya que es evidente. Pero en este caso es lo de menos.
  • ¿Primero de sinople, con el mapa del término municipal de oro? ¿con un mapa? ni tan siquiera es un mapa, es el contorno del término municipal. No es para nada apropiado como figura heráldica. Ningún heraldista es capaz de reproducir tal figura a no ser que tenga un mapa con los límites del municipio. Y puestos a blasonar a partir de una imagen: sin conocimientos previos de lo que hay en aquel cuartel pocos serían capaces de intuir que aquello son los límites del término municipal. La representación heráldica es estilizada y simbólica. ¿Cómo se reproduce de forma estilizada y simbólicamente los límites de un término municipal en concreto?
  • De plata, el Rollo señorial en oro. Rollo en mayúsculas. ¿Es un nombre propio? ¿qué es "el Rollo señorial"? dicho así parece algo que solo sepan los del pueblo. Se que soy un ignorante y es más que posible que no entender esto es un problema mío. Lo que no es un problema mío es que el campo es de metal y la figura también. Eso es un flamante incumplimiento de la primera regla de la heráldica.
  • Atención a lo que viene ahora: "Entado en jefe de azur con el escudo de las Armas Reales abreviadas (partido de Castilla y León y sostenido por un león del que se muestran cabeza, garras delanteras y cola), con la cartela en que se lee «Reynando Carlos III se yzo esta obra a espensas de los Propios desta Vylla, año MDCCLXXX»; y todo ello puesto bajo el frontispicio neoherreriano de la Casa Consistorial, con su reloj y campanil, todo de plata." ¿Todo eso en un entado en jefe? Por cierto, al león que muestra la cabeza, garras delateras y cola, además de un poco del cuerpo, se le llama león saliente. Me encanta lo del frontispicio neoherreriano de la Casa Constistorial, con su reloj  y campanil. Eso sí que es una carga heráldica con solera y no los leones, castillos, cadenas, palos y bandas y otras mandangas.
  • Rodea la punta una cinta amarilla con el nombre del Municipio. O sea, por lema el nombre del municipio, como esa fraudulenta heráldica de los apellidos que ponen el nombre del apellido debajo. ¡Qué cutre!.
En fin, lo más triste de todo es que este despropósito heráldico aparece publicado en un documento oficial de Castilla y León. Algo está fallando si algo tan pésimo, desde el punto de vista de la heráldica, aparece así publicado. ¿El cronista de armas de la comunidad ha tenido algo que ver con el escudo? ¿Este blasón tiene el visto bueno del cronista de armas de Castilla y León? ¿Pinta algo la opinión del cronista de armas de la comunidad cuando se oficializa un escudo municipal en Castilla y León? Son preguntas que me surgen al ver tal despropósito heráldico.

Fijaros que la representación del escudo de armas utiliza una boca apuntada. Creo que en ese municipio sería mejor utilizar una boca con punta redonda. Antes de la descripción del escudo en el BOCYL hay un texto que ahora os copio:
El Pleno de este Ayuntamiento en sesión ordinaria de fecha once de marzo de 2016, acordó por mayoría absoluta de sus miembros, la aprobación definitiva de la descripción del Escudo Heráldico, según proyecto elaborado por Juan García Yuste, con la siguiente descripción, con la finalidad de evitar los problemas habidos a través de internet:
¿Con la finalidad de evitar los problemas habidos por internet? Según me comenta el que me envió el mensaje, que prefiere quedarse en el anonimato, el problema de internet es que hay usuarios de Wikimedia Commons que realizan una interpretación propia del escudo municipal a partir de diferentes blasones. Vamos, lo normal en heráldica: un blasón proporciona infinidad de diseños. Debido a que los diseños publicados en Wikipedia no han sido del agrado de los lugareños han ido cambiando de escudo varias veces en relativamente pocos años. ¿Es o no para quedarse "jaquelado"?


Representación del escudo publicada aquí.
El texto habla de un proyecto personal de Juan García Yuste. Os enlazo a una web donde hay un texto de este señor hablando sobre el tema del escudo de San Juan de la Nava.

En fin, es una noticia de heráldica y por eso es bienvenida y presentada, pero es una mala noticia para todos los heraldistas de bien.

Entradas relacionadas
  1. Gajates.
  2. Dévanos.
  3. La Carolina.
Ir a...

7 comentarios:

  1. Imagino que tendrán que comprar los sellos de caucho en la NASA porque ese entado en jefe va a requerir nanotecnología...

    ResponderEliminar
  2. Soy firmemente partidario de que la representación heráldica ha de ser estilizada, aunque reconozco que a veces no es posible y que, sea posible o no, una representación no hecha según esta directriz no deja de ser heráldica, sobre todo si contemplamos la heráldica desde el punto de vista de ciencia auxiliar de la historia.

    Con eso y con todo ¿Un "mapa"? y además ¿El nombre? Reflexionemos un poco. Si pones el mapa y el nombre no estás simbolizando nada. Lo estás poniendo ahí. Quita el escudo y hasta tendrás espacio para poner el número de la salida de la autovía más cercana.

    La heráldica solucionó un problema. Para solucionarlo hicieron un código con normas, que dieron al resultado una gracia que hizo sobrevivir a la heráldica siglos después de que no existiera el problema.

    Recordemos: Las armaduras tapaban por completo a los que lidiaban, haciéndolos irreconocibles. No lo arreglaron poniendo sus retratos en el escudo. Mucho menos llevando identificaciones con su nombre, como si fueran participantes de una convención de vendedores de seguros -por mucho que la competencia sea enconada- en vez de esforzados guerreros. Tampoco les hubieran valido de mucho en aquellas "grandes priesas", teniendo que pararse a leer antes de soltar un lanzazo.

    Construyeron un código útil para reconocerse en un golpe de vista. Esa es la razón de las primeras leyes heráldicas, el reconocimiento visual inmediato. Ese es el espíritu.

    Salvando excepciones -esta es otra constante heráldica, siempre las hay- con buenas razones como en heráldica militar, abandonemos los nombres propietarios. Si hay escudo no tiene sentido el nombre, ni la cara, y menos el contorno territorial, que encima tienden a parecer extrañas deposiciones cuando no recuerdan las cosas mas variopintas.

    ResponderEliminar
  3. Jorge Manrique preguntaba -retóricamente- qué había sido de tanto ingenio, como traían en otros tiempos. Un ingenio que aún podemos ver descrito en juegos como los que aún se hicieron en tiempo de Carlos el Emperador. Juegos de palabras o conceptos, blasones sencillos y contundentes, hasta -¿Por qué no?- algunos tenían gracia. A mí me la hace la mano alada de los Manueles... o me impresiona el áncora que ya antes de la heráldica se ponían algunos significando su permanencia en filas, que luego otros -dicen- también significaban poniendo cadenas.

    Suplicaría a los creadores de nuevos escudos que no hicieran estas faenas "de aliño", que quedan tan tristes en los armoriales municipales. Sean creativos, porque al final hablan de su municipio, y lo que transmiten es que no solo no tienen hechos o virtudes de las que blasonar, ni siquiera una triste anécdota, sino que tampoco tienen gracia, ni ingenio, ni al menos elegancia y discreción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te has quedado a gusto, ¿eh?. Esta vez coincidimos en todo.

      Eliminar
  4. El rollo, jurisdiccional o de justicia, es la primera vez que lo veo nombrado como señorial pero no dudo que se trate del mismo objeto; era una especie de columna que cumplia las mismas funciones que una picota, diferenciadas unicamente en que los rollos eran dados por concesión a las villas que contasen con un alcade propio, por lo demas no deja de ser una columna para atar ahi a criminales, un simbolo de justicia a la antigua.

    ResponderEliminar
  5. Joder, es terrible en todos los aspectos.

    ResponderEliminar
  6. Y lo de la inscripción, el escudo, &c, ¿pa' qué? ¡Si es imposible apreciarlo!

    ResponderEliminar

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.