11 de mayo de 2015

Hidalgos en la Historia

aquel que tiene la iniciativa de escribir un blog, vaya usted a saber por qué, recibe el nombre común de bloguero. Es una palabra fea que deriva de su igual, aunque original, inglés blogger. Como bloguero no siento el más mínimo interés en la multitud de blogs que aparecen nuevos en internet. 

Aunque esto no es del todo cierto: cuando aparece un blog nuevo que trata sobre heráldica o temas afines entonces sí que muestro cierto interés. Si el autor además es conocido es cuando por momentos centro mi atención en aquel nuevo blog, como si fuera Sauron buscando su anillo de poder.

Escudo de José Manuel Huidobro. Partido y semicortado: 1º de gules, cinco palos nudosos de oro puestos en barra y colocados en palo; 2º de azur, un castillo de plata aclarado de sable; 3º de plata, un castaño de sinople frutado de oro, con dos lobos de sable afrontados y empinados al tronco.
Don José Manuel Huidobro Moya inició hace unos meses un proyecto nuevo el cual hoy os presento. Es un blog y esta es la url:


El título del blog es Hidalgos en la Historia. Hace unas semanas que el enlace al blog aparece en mi lista de blogs recomendados. La temática del blog es la hidalguía y presenta entradas que se mueven a partir de la hidalguía en sí o a partir de la historia de un hidalgo. Muchas veces aparecen escudos de armas y eso a un heraldista le gusta. Su redacción es seria y bien redactada a diferencia de este plúmbeo blog. A los interesados en la nobiliaria y en la heráldica os aconsejo una lectura de sus entradas y el seguimiento del blog.

¡Mucha suerte con el blog José Manuel!

Entradas relacionadas
  1. Numismática y Heráldica en España.
  2. Heráldica de Chile.
  3. Escudo de José Manuel Huidobro Moya.
Ir a...

1 comentario:

  1. Muchas gracias Xavi por tu recomendación, más vininiendo de un experto como tú. Trataremos de ser constante.

    En cuanto a tu blog, no coincido en como lo defines :-), sino todo lo contrario, me parece muy ameno, serio, instructivo y muy bien redactado, ...un ejemplo para muchos. Saludos

    ResponderEliminar

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.