7 de mayo de 2015

Conejo

N un capítulo de Modern Family el gordo de la pareja gay sale a cenar con la mujer del abuelo, que es una mujer muy exuberante de origen latinoamericano, a un restaurante donde sirven comida picante. El homosexual obeso no cree que sea para tanto y pide uno de los platos picantes. Cuando lo prueba su boca hierve y bebe agua y la mujer exuberante le dice que eso es peor que tiene que beber leche. 


Lo de la leche tengo que comprobarlo porque un día que mi núcleo familiar fuimos a comer un conejo al ajillo me comí un cuarto de bicho y mi boca parecía la caldera de una locomotora. Y digo que tengo que probar lo de la leche porque lo de beber agua para calmar la picor ya lo he comprobado y sí, es peor cuando bebes agua. Mi hijo mayor no se podía creer mis reacciones así que le hice probar un poco de bicho y flipo un rato. Lo curioso es que mi hijo mediano le gusta extrañamente el picante. Probó otro trozo de bicho, que no era pequeño precisamente, y tranquilamente dijo que no era para tanto. ¡Alucinante!.

Hoy vengo a hablar del conejo en heráldica. Quizá otro día hablaré de la liebre, pero hoy toca el conejo. En heráldica el conejo (CAT conill; ENG cony, coney; FRA lapin) suele representarse acrupido, también dicho encogido. En esa actitud la cabeza está abajo y con las orejas hacia atrás, con el cuerpo tocando el suelo, o que lo parezca. Xavier de Garma en su Adarga Catalana a parte de encogido comenta que se dibuja como si estuviera royendo.
De sinople, un conejo de plata encendido de gules.
De sinople, un conejo acrupido de plata encendido de gules.
Si se quiere representar con otra actitud, debe especificarse:
De oro, un conejo sentado de gules.
De oro, un conejo sentado de gules.
Aunque no crea mucho en ello he buscado significados que se le da a esta bestia en heráldica. En un glosario de heráldica en francés he encontrado que puede simbolizar la timidez y la fecundidad.

Entradas relacionadas
  1. La perdiz.
  2. El cerdo.
  3. El pelícano.
Ir a...