18 de abril de 2012

Escudo de Weimar

N DÍA como este, pero en el año 1945, las tropas del ejercito aliado liberaron el campo de concentración nazi de Buchenwald. Los responsables de tal proeza fue la sexta división de blindados estadounidense. Aunque no era un campo de exterminio, de los entre 240.000 y 250.000 deportados, murieron más de 56.000. Muchos de estas muertes fueron causadas por experimentos médicos. Espeluznante, ¿verdad?.

Entre los muchos deportados, me permito la licencia de destacar a Jorge Semprún, Ministro de Cultura de España entre los años 1988 y 1991. Este, al igual que el resto de deportados, eran recibidos con un desalentador discurso, que os muestro traducido:
...aquí no tenéis ni honor ni valor. No tenéis ningún derecho. Vuestro destino es ser esclavos. ¡Amén!.
El campo de concentración de Buchenwald, que literalmente significa bosque de hayas, estaba situado sobre un montículo en el municipio alemán de Weimar. Este es el simpático escudo de armas de este municipio alemán, en el estado de Turingia (DEU Thüringen):
In einem goldenen, mit roten Herzen übersäten Schild ein rot gezungter, steigender schwarzer Löwe.
Traducción (no es literal):
De oro, un león de sable armado y lampasado de gules sobre un sembrado de corazones de gules.

Escudo de los condes de Orlamünde, utilizadas por el municipio de Weimar. De oro, un león de sable armado y lampasado de gules sobre un sembrado de corazones de gules.
El municipio utiliza el escudo de armas desde el siglo XIV. Se trata de las armas de los antiguos señores jurisdiccionales del lugar, los posteriores condes de Orlamünde. Es curioso que algo tan simpático como un león rodeado de corazoncitos sirviera de símbolo a un municipio con algo tan depravado como un campo de concentración. Quizá por eso, aunque no se el motivo real, durante el Tercer Reich se dejaron de utilizar estas armas, hasta que en 1945 fueron reutilizadas. Finalmente, en 1975 se volvió a conceder oficialmente el escudo de armas.

Entradas relacionadas
  1. Escudo de Seedorf
  2. Escudo de Llambilles
  3. El sembrado.
Ir a...