20 de junio de 2013

Brisuras de los Borbón

OS ciudadanos italianos votaron en referendo en 1947 si convertirse o no en una república. El resultado fue positivo e Italia es desde entonces una república. Con la llegada de la república también abolieron los títulos nobiliarios. Uno de tantos fue el ducado de Parma, que por entonces pertenecía a los Borbón-Parma.

Esta son las armas brisadas de los Borbón-Parma:
De azur, tres flores de lis de oro; bordura cosida de gules cargada de ocho veneras de plata.
Armas de los Borbón-Parma. De azur, tres flores de lis de oro; bordura cosida de gules cargada de ocho veneras de plata.
Pero, ¿brisadas de quién?, pues de la Casa Borbón de España. Estas son las armas brisadas de los Borbón-Anjou, la casa Borbón de España:
De azur, tres flores de lis de oro; bordura cosida de gules.
Armas de los Borbón-Anjou. De azur, tres flores de lis de oro; bordura cosida de gules.
Pero, ¿brisadas de quién?, pues de la original Casa Borbón, la de Francia. Estas son las armas reales de Francia:
D'azur, trois fleurs-de-lys d'or.
Traducción: 
De azur, tres flores de lis de oro.
Armas de los Borbón. De azur, tres flores de lis de oro.
Como podéis observar, cuanto más se va a un origen de un linaje, más sencillas son las armas. Y es que la sencillez en heráldica es una virtud.

Curiosamente el ducado de Parma tiene otras armas, también formadas por lises y también utiliza los esmaltes oro y azur. Los primeros duques de Parma fueron los Farnese, aquí conocidos como los Farnesio. El primer duque de Parma fue Pier Luigi Farnese, uno de los cuatro hijos bastardos del cardenal Alessandro Farnese el que después fuera Pablo III. Estas son las armas de aquel linaje italiano:
D'oro a sei gigli d'azzuro poste 3, 2 e 1.
Traducción:
De oro, seis flores de lis de azur (3,2,1).
Escudo de los Farnese. De oro, seis flores de lis de azur (3,2,1).
Fijaros en los diseños y en como situar las cargas. Veréis que en heráldica la tendencia es cargar más elementos en jefe (parte superior) que en punta (parte inferior). Las veneras están distribuidas intentando dejar el mismo espacio entre ellas. Así debe ser, pero si no pudiera ser por lo que sea, siempre poner más arriba que abajo. Las tres flores de lis de los Borbón también están lo que en heráldica se conoce como "bien ordenadas", que es poniendo dos arriba y una abajo, más en jefe que en punta. De nuevo y con unas armas diferentes, vemos que para poner seis figuras iguales no se ha escogido poner dos filas con tres columnas o tres filas con dos columnas, si no que la primera fila, la más próxima al jefe, tiene tres columnas, la segunda dos y la última, más cercana a la punta, solo una.

Entradas relacionadas
Ir a...